Júntate con mujeres que se echen porras entre ellas en lugar de mala vibra

La mala vibra es el peor veneno con el que puedes cruzarte. Por desgracia a veces es más cercano de lo que imaginas. Si eres mujer, sabes perfectamente de lo que estoy hablando. Entre mujeres nos convertimos en la peores enemigas, en lugar de apoyarnos las unas a las otras. Nos vemos como enemigas. ¿Qué tanto nos cuesta hablar bien de otra mujer? ¿Acaso eso nos hace menos poderosas? ¿Nos volvemos seres débiles que caemos ante otros? ¡Por supuesto que no!

Acércate a la gente que te llena de energía

Aunque muchas mujeres echen peste hacia otras, también hay buenas mujeres que valoran, respetan y celebran los triunfos de otras. Saben que somos iguales y que la vida es mucho más bonita cuando estamos rodeadas de gente que no tiene envidia de nuestros logros o hazañas. Cómo te sientes tú cuando tus amigas felicitan que hayas terminado tu carrera, o que hayas encontrado un nuevo y mejor trabajo, o que luzcas increíble en tus fotos. Lo mejor es que no sólo lo celebran contigo, sino que te presumen al mundo. Eso es muy bonito y es un modo de vida que todas deberíamos adoptar. Créeme, alegrarte por el triunfo de las otras te da más poder, más humanidad y más fortaleza en un mundo lleno de mala vibra.

No te burles o enorgullezcas de la desgracia ajena

Si ves que la chica que te cae mal está sufriendo porque le han roto el corazón, porque la han engañado o porque la acaban de despedir; evita alegrarte por ello. ¿Qué vas a ganar al hacerlo? Ok, en el momento te divierte hablar mal de ella, pero a la larga eso ¿te deja algo bueno? Claro que no, sólo vas envenenando tu alma, te vas haciendo insensible y olvidas algo muy importante: la vida es como una ruleta que da muchas vueltas y el hecho de que tú ahora estés arriba, no significa que siempre será así.

Aléjate de la mala vibra

Cuando una persona tiene mala vibra, te das cuenta por su forma negativa de ver las cosas. También la reconoces por la forma en que se refiere a las demás personas. Peor aún cuando actúa de manera hipócrita. Por salud mental, es mejor que te mantengas lo más alejada posible, aunque a veces eso no se puede, por lo menos marca un claro límite para que no te envenene con sus malos pensamientos.

Este video te puede gustar