Juntate con gente que te sume y a las que echen mala vibra…

Quizás suene algo extremo lo que estoy por decirte, pero la vida es tan, tan corta que a veces desperdiciamos muchísimo el tiempo con personas que no valen tanto la pena. El ritmo de vida que llevas se rige bastante por la gente con la que te juntas. Mientras más gente buena tengas en tu vida, sueles avanzar más y viceversa. Tener a personas que echan mala vibra solo te daña. 

Porque los lobos a aullar te enseñan

 

Cuando mi mamá me decía esto de pequeña yo no lo creía nada. Escogí a mis amigos en base a mi conocimiento y sobretodo a mi instinto. Con los años me di cuenta que  escogí bastante bien a la mayoría de ellos y a algunos que no. Conforme pasaron los años, me di cuenta que algunas personas es mejor tenerlas lejos. Sobretodo si estas te roban energía, son envidiosas o aprovechan cada minuto para ponerte el pie. Dejar de tratar con los lobos es lo mejor que puedes hacer para tener una vida más plena.

malos amores, amigos y de otras personas tóxicas

Una vez tuve una amiga que decía que toda la ropa se me veía terrible. Ella me decía de cariño “embutido” Sé lo que estás pensando “¿Qué hacías con alguien que te decía esas horribles cosas?” Pues esta chica era mi mejor amiga de la universidad. Yo la quería bastante, pasaba mis fines de semana con ella y también solía comer con su familia y asistir a fiestas con ella. Nos convertimos en carne y uña por un tiempo. Cuando la realidad es que está chica me tenía unos celos muy locos. Su locura comenzó a subir cuando me aleje de ella. Lo hice porque estar con ella siempre salía mal, acababa tomando más de lo que quería, evitaba ir al gimnasio y por si fuera poco le hacía las tareas.

Me harté y la deje partir

Eso no le gusto y comenzó a poner a todo el salón en mi contra. Al grado en que un día su mala vibra influyó en todas y me quede sola. Deje de tener amigas por un tiempo en la universidad y aunque andar sola me dolió un tiempo. Encontré nuevas amigas y agradecí a la vida por quitarme del camino a las falsas. Vivir como la tiznada dentro de la escuela siempre es dura y la verdad no es la primera vez que me pasaba. En la primaria mi mejor amiga tenía muchos celos de mi talento para dibujar, pisaba y tiraba jugo en mis dibujos.

Me di cuenta del patrón… tarde pero lo hice

Una tras otra, amigas que yo pensaba que eran geniales me demostraron día con día que no eran lo que yo pensaba. Fue una lección de vida bastante dura a decir verdad. Saber que las personas que amas no son lo que en realidad creías pesa. Sin embargo te hacen aprender cosas muy valiosas. Por ejemplo que en este mundo hay de todo un poco. Al final es nuestra elección… todo es una elección. 

Elige bien a las personas que dejas entrar a tu vida, porque lagunas solo llegan a detenerte. Deja que los malos amores, las amistades tóxicas y todos aquellos que echan mala vibra salgan volando por tu ventana.Escoge a las personas que te suman, no a las que te restan o te ponen el pie.

Este video te puede gustar