Jamás pensé terminar una relación de años, pero así lo hice…

Muchas personas creemos que lo más bonito es el amor de años. En cierto sentido es verdad, pero a veces permanecemos mucho tiempo con la persona equivocada. Así mismo, al paso de los años nos convertimos en una persona totalmente distinta, en consecuencia, las cosas en la relación cambia. Incluso llega el momento en que estás más acostumbrada que enamorada.  En ese momento debes decidir si continuar con la misma persona, dar el siguiente paso o mejor decir adiós. Así decidí terminar mi relación de años…

Comenzamos a hablar idiomas distintos

La verdad es que siempre fuimos muy distintos en cuanto a intereses, gustos y metas. No obstante, mientras fuimos adolescentes eso nunca nos pareció un obstáculo. Es más, nos hacía crecer como personas, pues cada uno aprendía distintas cosas del otro. No obstante, en muchas ocasiones eso nos dejó sin tema de conversación. Aunque intentáramos compartir nuestras cosas, algo no cuadraba. Por ejemplo: yo le contaba cosas nuevas que aprendía en la escuela o incluso hablábamos de bandas. Sin embargo, la mayoría de las veces encontrábamos como respuesta un monosílabo o un: “No sé nada de eso”. Era muy triste, pues éramos pareja y no podíamos tener una charla decente. Sin embargo, nos conocíamos de toda la vida y solo con él podía sentirme bien y ser yo misma. Por tanto, no entendía si éramos muy buenos amigos o novios.

¿Costumbre o amor?

No todo era tan malo porque seguíamos saliendo a todos lados juntos y en general la pasábamos muy bien. Sin embargo, no me sentía al lado de mi novio, sino de un buen amigo que me entendía en todo momento. Así mismo, había días, incluso semanas, en las que no nos veíamos y no pasaba nada malo. Estoy segura de que ninguno sentía la misma emoción que antes al vernos o la pequeña tristeza al despedirnos. En ese momento comprendí que si bien sí había cariño entre nosotros, tal vez no había amor. Era momento de cortar por lo sano antes de estar en una relación que parecía una amistad.

Así decidí cortar por lo sano

Con todo el dolor de mi corazón decidí terminar mi noviazgo. La verdad es que fue muy difícil. Los primeros días me sentía tranquila e inclusive aliviada. No obstante, a los pocos días me sentía rara, además todo, absolutamente todo me lo recordaba. Por otro lado, no entendía si lo extrañaba, extrañaba la idea de la relación o simplemente no sabía estar sola. No obstante, por nada del mundo lo busqué, pues sabía que podríamos regresar y jamás iba a progresar ni a ser totalmente independiente. Ya han pasado un par de meses y ahora más que antes me siento segura de mi decisión.

¿Y ahora qué sigue?

Por momentos creí que no podría salir de esa experiencia. Incluso pensé en regresar muchísimas veces, pero no lo hice, y ahora me siento mejor que nunca. Tengo más tiempo para mí y mi trabajo. Además, retomé algunos pasatiempos que había olvidado por estar con él. Por eso, si hay alguna chica que ha terminado su relación de años y piensa que no podrá salir adelante, créanme que sí es posible y que estarán bien en algunos meses.

Este video te puede gustar