Si eres introvertida, entenderás a la perfección estas situaciones

En más de una ocasión, probablemente te hayan dicho que eres antipática o antisocial. Nada que ver, tal vez eres introvertida y eso no tiene nada de malo. Sabrás que lo eres si entiendes estas vivencias, créeme, nadie más lo hace.

¿Cómo saber que eres introvertida?

Eres tranquila, te sientes cómoda cuando convives con grupos pequeños de personas. Disfrutas los momentos de soledad y silencio. Sabes que esos espacios te ayudan a recargar tu pila. Convives sí, pero sólo con la gente más allegada a ti. Los demás realmente no son indispensables en tu vida. Ahora que te has identificado, entenderás esto.

Elevadores, ¡no por favor!

Sin importar que sólo sean unos cuantos segundos, para ti parece una eternidad. El silencio y estar encerrada en un espacio pequeño con seres que no conoces, te causa conflicto. Lo peor sucede cuando alguno de los otros individuos trata de entablar una plática.

Conversaciones de rutina

La gente “común” habla del clima, del tránsito o de algo que pasó a nivel mundial. Eres introvertida si sabes que hay temas más interesantes que esos. El gusto que tienes por los temas es más profundo, aunque a veces tendrás que ser gentil y hablar de cosas que realmente no te interesan.

Convivencia con muchas personas

Después de convivir con muchas personas en el trabajo o en alguna fiesta lo único que quieres es llegar a casa. Prefieres estar en tu hogar, en pijama, viendo alguna serie y con tu manta favorita. Cuando te invitan a una fiesta y no conoces a nadie, más que a la persona que te invitó, decides quedarte pegado a ella porque sólo así te sientes seguro.

Piensan que “tienes algo”

Como la mayor parte del tiempo estás callada, los demás piensan que te pasa algo. Es ya normal que varias veces al día escuches: “¿estás bien?”, “¿tienes algo?”. La gente confunde a las personas introvertidas con las tristes o antipáticas, pero no es así.

Amistad antes que conveniencia

En tu vida conocerás a muchas personas y algunas serán importantes. Otras sólo son contactos que te ayudarán en tu vida profesional o laboral. Sin embargo, tú prefieres mantener contacto con las del primer grupo. Sabes qué tipo de relaciones son las realmente valiosas.

Estás en otra onda

La gente piensa que vives en otro mundo porque siempre estás “ida”. No tiene nada de malo, simplemente es así porque todo el tiempo estás pensando en algo. Puede ser bueno o no, pues todo el tiempo analizas todo lo que está a tu alrededor.

Este video te puede gustar