Quantcast

Integritat: la forma más humana de educar

Por  |  0 Comments

 Generalmente pasa inadvertida la importancia y la relación entre la educación y el juego. En este sentido, el juego es la forma mediante la cuál aprendemos  y reinterpretamos el mundo. Además mediante este desarrollamos interacciones sociales. Por tanto, lo ideal sería implementar esa cualidad del juego en la educación. La asociación Integritat es una institución educativa que fomenta el aprendizaje mediante un enfoque integral que relaciona el juego, las experiencias y emociones para un aprendizaje más humano. ¿Quieres saber un poco más?

Acerca de Integritat

No hay texto alternativo automático disponible.

Me reuní con Daniela Barragán Ortiz, fundadora y creadora de la asociación Integritat para conocer un poco más acerca de su labor y misión. “La Fundación Integritat comenzó como un proyecto de educación complementaria con la intención de darles a los niños mayores oportunidades para formarse no sólo en el ámbito académico sino en otras áreas. En este sentido tenemos tres ejes: el arte, la ciencia y el cuerpo. Con base en esos ejes vamos formulando los talleres. La finalidad de estos es fomentar el desarrollo emocional y la generación de comunidad. Entendemos que el mayor problema que hay en nuestro país está relacionado con el sistema de competencias que demerita las capacidades mejor desarrolladas favoreciendo a quien se desenvuelve mejor. Creamos un espacio en donde los niños encuentran la mejor versión de sí mismos a través de sus potenciales, sus gustos y la exploración de lo que quieren”.

La igualdad y no la jerarquización crean mejores seres humanos

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo “La relación que hay entre los adultos y los niños es de igualdad no hay jerarquías. Por tanto, los maestros son profesionales y apasionados de lo que hacen que vienen a compartir tanto su conocimiento como su experiencia. Entonces al relación cambia porque ya no se fundamente en el “yo sé y tú no”. Sino en el intercambio de conocimientos que permite ver a los niños como seres humanos con sabiduría. Ellos están muy conectados con la naturaleza y el presente. En consecuencia, cuando juegan se recrean; en cambio, los adultos no tenemos esa capacidad pues siempre tenemos algo en mente que nos impide conectarnos con lo que pensamos y hacemos”, explica Daniela Barragán.

La importancia de la educación integral

La imagen puede contener: interior

Emocionada por el tema le pregunto a Daniela cuál es la relación entre la educación integral y el desarrollo emocional e intelectual de los niños.  “La enseñanza se ha segmentado entre la escuela y la casa. En este sentido pasa inadvertido que la formación de un ser humano comienza desde su primer hálito y continúa a lo largo de su vida.  Por tanto, hay miles de matices que no vemos. Uno de ellos es la socialización, que para nosotros es muy importante. Por ejemplo, les proporcionamos un ambiente armónico en el que no todos tienen que ser amigos, pero sí deben ser respetuosos entre sí. Además, toman en cuenta que por distintos que parezcan todos tienen rasgos afines de los que aprender. Para nosotros la educación no sólo es académica o artística, se trata de un proceso en el que se comparten distintas perspectivas acerca de lo que vemos, hacemos y procesamos para convertirlo en aprendizaje. En consecuencia les mostramos a los niños que el aprendizaje puede ser distinto y con ello el mundo”, asegura.

El aprendizaje también es un pequeño mundo

No hay texto alternativo automático disponible.

“Este es un pequeño mundo en donde hay mucha libertad, pero también límites. En este sentido, la libertad reside en el libre albedrío de los niños. Ellos eligen el taller que quieren aunque sus padres tengan otra preferencia. Les mostramos opciones y ellos se integran al taller en el que puedan desarrollarse adecuadamente. Como sociedad suele verse a los niños como seres inferiores o faltos de decisión. Sin embargo, nosotros creemos que son capaces de decir lo que quieren para sí. En consecuencia, conforme a sus propias necesidades de vida comienzan a buscar lo que quieren. Esto se traduce en adultos más responsables, independientes, capaces y satisfechos. Lo cual nos permite marcarles límites cuando algo está fuera de lugar pues existe una relación de amistad y confianza”, señala Daniela Barragán.

El juego y el aprendizaje

La imagen puede contener: interior

“A veces los adultos creemos que el juego no tiene importancia aunque se replica en diversos aspectos de nuestras vidas. Sin embargo es de vital importancia ya que es una clara muestra de nuestra relación con el mundo, la forma de entenderlo, reinterpretarlo y vivir en él. En cuanto al aprendizaje de los niños, el juego tiene que ver con la creatividad y su capacidad de compromiso. Ellos se entregan por completo y aprenden nuevas forma de relacionarse, mientras que los adultos hemos perdido esa capacidad. En este sentido, aunque este lugar haya sido creado para los niños, los adultos hemos aprendido con ellos. Hemos descubierto que como adultos hemos sido reeducados. Los niños nos han dictado la manera en la que aprenden y cuáles son sus necesidades. Una de ellas es la necesidad de expresión en un mundo en el que están acostumbrados sólo a recibir. Por tanto, desarrollan la capacidad de integrarse y convivir con las demás personas, no sólo con niños. Así mismo cuestionan el conocimiento recibido y lo interiorizan de manera más profunda”, refiere la directora de Integritat.

El autoconocimiento y el aprendizaje

El autoconocimiento es muy importante, pues los niños valoran su relación con el mundo, cómo viven en él y cómo aprenden de él.  En este sentido, las experiencias de los niños durante el juego se convierten en lecciones de vida. Aprenden a relacionarse con el otro en el conflicto y en los momentos divertidos y felices. Lo mismo sucede con el conocimiento sin importar el área.  Cada uno crea su experiencia que no es dirigida por los adultos, sino que se les acompaña. No se les dice lo que tienen que aprender, sino que ellos aprenden en cuanto a sus necesidades. De esa forma, cada ciclo los niños aprenden algo nuevo en el taller que deseen. En consecuencia, exploran diversas áreas de conocimiento enriqueciéndolos de una manera inigualable.

Este método de educación enriquece a los niños y a los talleristas

Daniela Barragán prosigue: “A nosotros  nos ha enseñado la importancia de la flexibilidad en la vida. Es decir las estructuras rígidas se rompen y los niños tienen la capacidad de hacerlo. En consecuencia, ya sea mental, intelectual o emocionalmente sobrepasamos nuestros límites y crecemos de la mejor forma posible. Incluso, he visto a talleristas que eran muy formales o serios y con el tiempo se transforman. Se conectan tanto con sus alumnos como con los demás talleristas. También hay una autorealización como adultos, pues trabajar con seres humanos más pequeños desde el amor y el respeto nos hace crecer y cambiar nuestra perspectiva de vida. En cuanto a los pequeños, ellos se abren emocionalmente tanto con lo que aprenden como con los compañeros que comparten el conocimiento. De esa forma cada vez son más honestos con ellos mismos y, por ende, más felices y seguros”.

¿Estamos listos para este tipo de educación?

“Estamos acostumbrados al academicismo con el que hemos convivido tantos años. En consecuencia, creo que este es un buen comienzo para mostrar que los niños pueden aprender bajo otra perspectiva. Una que no sólo muestre a la educación y el aprendizaje como un medio para ganarse la vida en términos económicos, sino a darle un sentido más humano. Es decir, eliminar el ganarte la vida e implementar el qué quieres hacer con tu vida. Qué es lo que te mueve y lo que te apasiona y qué puedes hacer con ello. Se trata de formar seres humanos felices, conscientes de sí mismos y de los demás. También responsables y capaces de ver por sí mismo y por quienes los rodean”, expone la fundadora de Integritat.

Cómo ayudar a la institución

La manera para acercarse es a través del inbox de Facebook. “También tenemos una página web donde hay más información. Hay algunos vídeos en YouTube en los que pueden ver más de las instalaciones y las actividades. Les recomendamos ver los cortos realizados por los niños que han ganado premios. Si alguien desea compartir su experiencia con los niños, puede buscarnos. También pueden ayudarnos con donativos económicos”, refiere.

Cómo formar parte de Integritat

“Cada ciclo hay inscripciones para niños nuevos. Normalmente rescatamos 70% de la población mediante inscripciones por lo que sólo tenemos disponibilidad para un 30% más. El nuevo ciclo comienza la primera semana de septiembre. Las inscripciones están abiertas el 28, 29 y 30 de las 4:30 a las 6:30 p. m. y tiene que venir con el pequeño que quieren inscribir. De esa forma él puede explorar las opciones y escoger una. No hay manera de apartar lugares. También tenemos una sede en Tepito, en la casa de Cultura de Tepito, ubicada en Rivero 12.


Este video te puede gustar