Instinto materno: ¿en realidad existe o solo es una invención social?

Vivimos en una sociedad en la que se supone que todas las mujeres nacemos con el chip del instinto materno incluido. Desde hace un tiempo varios sociólogos aseguran que el instinto materno es solo una invención social. Finalmente, la mujer normalmente juega el rol de madre en la sociedad y son pocas las que hablan abiertamente de no querer tener hijos.

¿Qué es el instinto materno?

Nos referimos a instinto materno como esa necesidad que tiene una mujer de ser mamá. Eso implica proteger y actuar movida por la seguridad del bebé. Se dice que una mamá es capaz de hacer cualquier cosa por sus hijos. En pocas palabras es la sensibilidad que una mujer tiene de forma instintiva para cuidar y hacerse cargo de su bebé. Se relaciona también con el  vínculo que tiene una mujer con su bebé tras la concepción. Este puede variar de mujer a mujer. Antes se creía que todas nacían con este instinto de ser mamá. Sin embargo, el día de hoy muchas personas lo atribuyen al rol que define a la mujer dentro de la sociedad.

¿Existe?

Hay pocos estudios para corroborar biológicamente que este es un hecho. Sin embargo, existen explicaciones científicas sobre como se crea el vínculo entre madre e hijo. Este vínculo es muy diferente al instinto materno del que todos hablan, ya que este se crea desde que la mujer se embaraza, no nace con él. El instinto materno se atribuye a la capacidad que tiene cualquier mujer de cuidar de cualquier niño o bebé e incluso al ferviente deseo de ser mamá. Esto es una realidad. Tendemos a cuidar más a los niños porque socialmente la mujer cuida de ellos. Sin embargo, esto no significa que tengamos el instinto de saber lo que cada niño necesita. Ni siquiera esa necesidad o ganas insaciables de ser madres. Para los sociólogos, el instinto materno es una mentira que ha formado la sociedad alrededor de las mujeres.

¿Qué dicen los sociólogos

“Sí el instinto materno existiera no se tendría que convencer a ninguna mujer de ser madre, todas lo querríamos sin tener dudas al respecto”, aseguró la socióloga israelí Orna Donath. Muchas mujeres hoy en día aseguran no tener este instinto materno. Finalmente en los últimos años la sociedad ha ido cambiando así como la mentalidad de muchas jóvenes. Que la mujer tenga la capacidad biológica de ser madre, no significa que tenga que serlo. La maternidad tampoco es algo fácil, se construye día con día. Es una experiencia humana que se va forjando, no es un manual que ya traigas incluido en el ADN.

Finalmente, las mujeres somos libres de decidir sobre nuestra capacidad reproductiva. No existe un instinto que te guíe hacia la maternidad. Es una decisión que puedes tomar en el momento que consideres adecuado.

Este video te puede gustar