Infidelidad bajo los efectos del alcohol: ¡¿qué hiciste?!

¿Has repetido varias veces esta actitud? ¿No será que algo nada mal? La infidelidad bajo los efectos del alcohol trae consigo algo más y quizá lo estés evadiendo u ocultando, pero ¿por qué? Antes de tomar una decisión, piensa en las posibles consecuencias y, sobre todo, no quieras resolver o evadir la realidad por medio del alcohol. Si tienes algún problema es ideal que te mantengas lejos de las fiestas y los shots, porque puedes arrepentirte.

¿Venganza?

Seamos sinceras, nadie es infiel porque sí. Siempre existe algún motivo y no hay razón para culpar a terceros cuando tú has decidido hacerlo. Puede que te guste el chico, fue un deseo de momento, querías sexo o de plano fue venganza. Es cierto, el alcohol desinhibe a las personas y si estabas enojada o sentías deseos de venganza es normal que buscaras la primera fuga para regresar lo que te han hecho y ¿qué mejor que unos tragos para armarte de valor? ¿No crees que la peor forma de resolver un problema es la infidelidad? Si tienes tanta ira por dentro, evita el alcohol y las malas amistades que te pueden incitar a hacer peores cosas.

¿Y si guardas el secreto?

En el peor de los casos no digas nada, llévate el secreto a la tumba. Es una solución ¿no crees? Solo sé consciente de que si no buscabas lastimar a tu pareja ¿para qué hacerlo? Sabemos que pasarte de copas es todo un peligro, pero aprende a identificar con qué personas lo haces. Además, ¿no crees que si estuvieras segura de tu relación por muy tomada que estuvieras no habrías sido infiel? El error que cometiste es para analizar tanto tu comportamiento como el de tu pareja y que identifiques qué pasa en la relación.

¿Alguna vez has sido infiel? Platícanos tu experiencia ¿cómo lo enfrentaste?

Este video te puede gustar