Indirectas que puedes usar para ligar a tu crush

No hay mejor manera de ligar a tu crush que con una serie de indirectas, ¿verdad? Es la mejor manera de atrapar su atención sin ser demasiado obvia o empalagosa. Por ello te quiero compartir algunas ideas para ligar a ese chico de una vez por todas.

La famosa llamada perdida

¡Uy! Una de las famosas indirectas es marcarle a tu crush y colgar inmediatamente. Obviamente se preguntará por qué lo llamaste y te hablará al instante. Dile que fue un error de dedo o te confundiste con otro contacto que se llama igual que él. Después de haberlo aclarado, comienza a hacer plática y si surge de buena manera hasta puedes invitarlo a salir.

Menciona un plan de fin de semana sutilmente

No tiene nada de malo ser directa, pero tampoco lo es siendo indirecta. Cuando estés platicando con él, menciónale  tus planes de fin de semana de manera sutil. Por ejemplo, si han estado platicando de música y tu plan del fin es ir a ver a una banda local o a un concierto, puedes mencionarlo, ¿me explico? También podrías preguntarle directamente que hará el fin de semana y tú también decirle. Tal vez sean más emocionantes tus planes que los de él. Aunque claro, existe un probabilidad de que te invite a salir.

¿Me acompañas a…?

Una vez que ya le has mencionado tus planes puedes hacer la famosa indirecta de “¿me acompañas a…?”. Casi siempre funciona. Otro modo de ligar a tu crush es preguntarle si te acompaña camino a la parada del autobús, a la biblioteca o algo por el estilo. Normalmente cuando inicias una conversación pero tienes que ir a un lugar, esa persona buscará acompañarte.

Haz una indirecta de una película que te gustaría ver

Dile directamente una película que se estrenó en el cine y que tienes muchas ganas de ver. Obvio, no es como invitarlo a salir, pero puedes mencionar que aún no tienes a alguien que te acompañe. Si tu crush no es tonto, puede invitarte a ir a verla juntos. Ojalá, porque algunos hombres no captan las indirectas y te dicen: “qué mal”, o “ya encontrarás a alguien”, etc.

Necesitas la excusa perfecta para tener su teléfono

Por ejemplo, si van en la misma escuela o trabajan en la misma empresa, la excusa perfecta sería una tarea en equipo, un proyecto del trabajo, etc. Así guardarás su número y le podrás mandar un mensaje cuando menos se lo espere.

Este video te puede gustar