Increíbles verdades de ser madre de una mujer 👩‍👧❤️

Ser madre de una mujer es una de las mejores experiencias que puedes tener en la vida. Convertirte en madre en general es fantástico, pero cuando tienes una hija, la conexión es especial. Descubre por qué y, si ya lo eres, entenderás a la perfección.

Tendrán muchos temas para platicar

Cuando eres madre de una mujer, entenderás que siempre tendrán muchas cosas de las que platicar. Desde temas irrelevantes como “el aguacate está carísimo”. Hasta temas de índole más importante como “mamá, estoy enamorada” o “hija, agradezco tenerte en mi vida”.

¿Peinada o despeinada?

La etapa de los 3 a 6 años puede ser realmente divertida. En más de una ocasión tendrás una batalla campal con tu hija cuando ella no quiera peinarse y tú quieras que luzca como una princesa. Lo mejor es que le expliques que hay momentos en los que puede andar despeinada, pero hay otros (como la escuela) en los que necesita estar presentable. Durante la adolescencia la vivencia será distinta y es importante que la dejes encontrar su propia esencia.

Ropa en exceso

Las tarjetas de crédito serán un peligro cuando tu hija y tú anden en los centros comerciales. La debilidad de todas las mujeres es la ropa, los zapatos y accesorios. Así que ser madre de una mujer puede ser grandioso pero al mismo tiempo peligroso.

Las niñas no son delicadas

Debes enseñarle a tu hija desde pequeña que no es delicada. Ser mujer no significa que no pueda hacer cosas que sólo se habían restringido a los chicos. Enséñala a usar un martillo, un taladro y a cambiar un fusible. Demuéstrale que no necesita tener un hombre a su lado para que se sienta completa.

Mujer = sensibilidad a flor de piel

Ser mujer implica también que seamos más sensibles ante unas cosas, pero eso no significa que seamos débiles. Tenemos derecho a sentir más a fondo y aún así no nos dejamos vencer por cualquier situación.

Compañera de aventuras

Ser madre de una mujer te asegura que siempre tendrás una compañera de aventuras. No hay más que decir.

¡Ama a tu hija y disfruta cada momento con ella!

Este video te puede gustar