Incentiva la imaginación de tu pequeño

Estimular la imaginación de tu hijo tiene incontables beneficios para su desarrollo emocional e intelectual. Cómo mamás debemos procurar darle a nuestros hijos las mejores armas para progresar en la vida.

¿Por qué es importante estimular la imaginación?

shutterstock_275760248

Los bebes nacen con más de 100 millones de células en el cerebro. Es impresionante el proceso por el que está pasando tu hijo en ese momento. Cada célula en el cerebro envía y recibe impulsos eléctricos que crean conexiones. La repetición de estos impulsos empieza a crear redes que le permiten pensar y aprender. Para cuando cumple tres años, el cerebro de tu hijo habrá formado alrededor de 1.000 trillones de conexiones.

Es entonces que el cerebro de tu bebé se encuentra mucho más denso de lo que será después. Las conexiones que está formando las utilizará el resto de su vida. Lo importante de estas conexiones es que una vez que se crean, las más utilizadas se convertirán en permanentes, mientras que las menos utilizadas se perderán. Es por ello que los primero tres años de la infancia son tan importantes. Debido a esta importancia el bebé necesita el estímulo correcto para leer, cantar, jugar, comer o caminar, pues lo ayuda a desarrollar su cerebro. Utilizar tu imaginación para animarlo a usar la suya es sumamente importante; por ejemplo cuando imaginan que son diferentes animales.

¿Cómo trabaja la imaginación de un niño pequeño?

shutterstock_485310124

Cuando tu pequeño está aprendiendo a hablar es difícil que conozcas lo que está pensando. Sin embargo, puedes saber cómo trabaja su imaginación cuando imita las cosas que ve en su entorno. Este comportamiento inicia alrededor de los 18 y 20 meses. De esta forma tu pequeño empezará a imitar lo que haces. Un gran ejemplo será que quiera alimentar a su peluche o ponerlo a dormir.

Fortalece sus habilidades

shutterstock_324288134

Una imaginación inquieta ayuda mucho a tu hijo. Los niños que tienen una imaginación más activa, crecen con cuentos de hadas o historias diferentes. Esto le da mejores habilidades de comunicación, los ayuda a resolver problemas y a tener más autocontrol.

Hay algunas cosas que puedes hacer para incentivar la imaginación a tu hijo:

  • Lee historias fantásticas, para animar su imaginación.
  • Prefiere libros con muchas imágenes para que su vocabulario crezca.
  • Cambia las historias que le cuentas a diario, para que puedas incentivar su imaginación.
  • La entrada de información es muy importante. Muéstrale dibujos, imágenes de animales hasta seres fantásticos. En esta etapa todo estimulo que le des a tu hijo es bueno.
  • Intenta limitar a toda costa los videos y la televisión. Es mejor que funcione su imaginación a que la tele cubra ese instinto de imaginar.
  •  La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de dos años no vean nada de televisión, pero mucho padres permiten algo de pantallas a esa edad. Si es el caso en tu hogar, limitarlo a 30 minutos es buena idea.
  • Busca los juguetes más simples, esos que no tienen tantas funciones. Con un juguete que hace todo tu hijo se va a aburrir, en cambio con el juguete más austero puede hacer lo que él quiera. Muchas veces objetos tan simples, como una caja o un globo, hacen el cambio.

Este video te puede gustar