Cómo identificar si estás casada con un abusador

Tu relación parece un cuento de hadas cuando están de novios… Sin embargo, algunos hombres ocultan su verdadera identidad tras una máscara. Una vez que contraes matrimonio, este noviazgo de algodón de azúcar se puede convertir en tu peor pesadilla. Muchas personas consideran que la palabra “abusador” se refiere a abusar físicamente de una persona. En realidad, el abuso existe también emocionalmente y aunque no te dañe con golpes, lo hace mediante palabras. ¿Te sientes inútil por algo que dijo tu esposo? ¿Sientes que no vales mucho cuando estás con él? ¿Te sientes mejor cuando estás sola? Todas estas preguntas están a punto de ser respondidas, tal vez sea abuso o tal vez no, pero por algo estás aquí.

Tu esposo te ha avergonzado en público y en privado

No es obvio, pues lo hace de manera sutil. Tras cualquier comentario que haces ante otras personas, de inmediato él busca rebajarte para parecer superior. O sea, intenta que los demás crean que eres una tonta y que él es mucho más inteligente que tú. Tal vez habías notado este comportamiento en privado, pero ahora ha pasado a otro nivel. Normalmente te quedas callada, y si le dices algo, él se justifica con que no era para tanto o que estás exagerando la situación.

Te culpa por su comportamiento

Si tuvo un mal día, entonces te culpa porque pensó en ti o porque hiciste un mínimo error antes de que se fuera de la casa. Incluso si tú no estás ahí en ese momento, tú serás el detonante para todo lo que no le salga bien, ¿me explico? Esto es una clara señal de que estás casada con un abusador. Es una persona que ni siquiera puede hacerse responsable de sus emociones y mucho menos de sus acciones.

Te ha amenazado…

Con lastimarte a ti o a tu familia. Obvio, una señal de que el abuso físico viene en camino. Además, ¿qué clase de amor es este? Una persona que ama a su pareja no la haría sentir con miedo ¡nunca!

Te hace sentir como que siempre haces las cosas mal

Un verdadero esposo te apoya y procura tu bienestar físico y emocional. Un abusador quiere que te sientas mal hasta por respirar. Te corrige todo el tiempo o te reclama de que no sabes nada y tampoco quieres aprender. No es tu culpa, tú no haces las cosas mal todo el tiempo. piensa qué tanto quieres seguir soportando a alguien así…

Este video te puede gustar