Tu hija es valiente por naturaleza, no la hagas miedosa

“Las niñas son más miedosas que los niños”… Eso decían hace muchos años. Lo cierto es que tu hija es valiente por naturaleza. Por tanto, depende de la educación que le des la forma cómo se desarrolle. Como mamá, es el momento de poner tu grano de arena para que las generaciones futuras suelten esta idea. Entonces, la pregunta es: ¿vas a seguir enseñando a tus hijas que las mujeres somos el “sexo débil”?

Las niñas reciben 4 veces más advertencias que los varones

Un estudio hecho por Journal of Pediatric Psychology demostró que las niñas son advertidas por sus padres cuatro veces más que los niños. Esto da como resultado que los niños enfrenten sus miedos desafiándolos, al contrario que las niñas. Las niñas suelen pensar más  antes de enfrentar nuevos retos y desafíos. En pocas palabras: los niños son empujados a buscar más habilidades, mientras que las niñas tardarán más en desarrollarlas porque no se les da el mismo impulso. Finalmente es algo que los padres hacen inconscientemente, no es que quieras que tu hija se convierta en parte del llamado sexo débil; sin embargo, los padres suelen ver a la mujer como la desprotegida o la débil. Esto es algo que tenemos que cambiar…

Las niñas bajo supervisión

Este estudio también llegó a la conclusión de que tanto madres como padres se sienten más confiados cuando las niñas hacen cosas nuevas bajo supervisión. Con los varones, en cambio, los padres suelen ser más descuidados. De hecho, dejar que las niñas experimenten con libertad les genera confianza y sentido de la responsabilidad. Tu hija es valiente, solo tienes que dejarla ser un poquito más.

¿Donde queda la confianza?

Negarle a tu hija nuevas experiencias o vigilarla a cada paso del camino esta afectándola. Tu misión como madre es preparar a tu pequeña para enfrentar el mundo, no para que le tenga miedo. Educar con miedo es lo peor que podemos hacer por las generaciones futuras. Finalmente no es que los niños sean más valientes que las niñas, solo se les enseña a lidiar con los obstáculos de forma diferente. Tu hija es valiente, ahora solo te toca a ti aceptarlo y guiarla sin limitarla en su camino hacia el futuro.

Este video te puede gustar