He aprendido que quien quiere estar conmigo, lo hará porque le nace y no porque yo se lo pida

Debo confesar que antes, para que alguien quisiera estar conmigo, yo hacía y deshacía. Ya sabes, uno parece malabarista buscando las mejores estrategias para tener contento al otro. Sí, eso hice durante mucho tiempo y en muchas relaciones. Siempre terminaba poniendo a esos hombres sobre pedestales de los que después ya no podía bajarlos. En este momento, tal vez pienses que fui una tonta por haber hecho eso, pero la realidad es que muchas veces terminamos haciendo cosas que juramos nunca hacer, por miedo de perder a alguien que creíamos amar y que nos amaba. Lo bueno, es que de todas esas experiencias fallidas aprendí y mucho. Ahora tengo en claro quién soy, qué quiero y a dónde voy. Y sí, aprendí que quien quiere estar conmigo, lo hará porque así lo desea y no porque yo tenga que venderle mi alma al diablo para que esa persona se quede.

Baja autoestima

La principal razón por la que una mujer comete errores catastróficos, es porque no tiene buena autoestima. Las cosas por las que pasamos día con día, problemas en la familia y mucho más, influyen en nuestra forma de ser. Sin embargo, no tienen porqué ser motivos definitivos por los que nosotras nos comportamos de una manera u otra. De hecho, conforme vamos cobrando conciencia, vamos detectando qué está bien y mal. Obviamente, sólo de nosotras depende que de verdad hagamos algo para ser mejores. Nadie nos dará una pastillita para que todo cambie de un momento a otro.

Reconoce tus errores, trabaja en ellos y mejora

La única forma de cometer errores es aprendiendo a aceptar que los cometes. Muchas veces por orgullo, no admitimos cuando la regamos o cuando nosotras somos las culpables. Eso no nos deja nada bueno y con el paso del tiempo, pensamos que sólo los demás se equivocan y que nosotras siempre tenemos la razón. Lo mejor es aceptar cuando hemos fallado, analizar qué hicimos y pensar qué haríamos para tener una mejor respuesta. Eso nos ayuda a abrir los ojos y ser mejores personas, día con día.

La persona indicada

Para empezar, hay que dejar en claro que no existe la persona perfecta. Todos tenemos errores, pero lo importante es saber lidiar con ellos. Resulta mejor cuando te relacionas con alguien que ha trabajado en sus demonios, que ha aprendido a aceptar sus cualidades y defectos y trabaja en ellos día con día. Como dije, todos tenemos cola que nos pisen y lo mejor es aceptar eso y saberlo manejar. Cuando te enamoras de alguien, dejas de ver sus defectos por el efecto del enamoramiento. Con el paso del tiempo, vas descubriendo el verdadero yo y es ahí cuando inicia el desencanto. Amar a alguien de verdad, significa aceptarlo tal cual es y ayudarlo a ser mejor. No se trata de querer cambiar a esa persona a tu conveniencia, porque entonces es interés. En el amor hay apoyo, comprensión, honestidad, libertad y fidelidad.

Este video te puede gustar