Haz tu propio “mantemuerto” casero, ¡delicioso!

Ya es Día de Muertos, una de las festividades mexicanas más importantes. Seguramente ya pusiste la ofrenda para mostrarle el camino a tus seres queridos; para que vuelvan desde el más allá a probar nuevamente esa comida que tanto adoraban en vida. Obvio, no puede faltar el pan de muerto. ¿Qué tal si este año los sorprendes con un “mantemuerto”? Sí, la combinación perfecta entre mantecadas y pan de muerto. Te voy a dar la mejor receta para que vivos y muertos queden encantados.

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar
  • 1 1/2 sobres de levadura seca
  • 1 taza de azúcar y la que gustes para espolvorear
  • 5 tazas de harina de trigo
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 2 huevos y 1 yema
  • 1 lata de leche evaporada
  • 1 1/2 cucharadas de esencia de azahar
  • 2 1/2 barras de mantequilla
  • 15 capacillos

Prepara la masa

En un trasto, mezcla la levadura con la taza de azúcar (reserva una cucharada) y el agua tibia; tapa este trasto con un paño húmedo y deja reposar hasta que duplique su volumen. Mientras tanto, revuelve la harina, la cucharada de azúcar, un huevo, la yema, la leche evaporada, la esencia de azahar, dos barras de mantequilla y la mezcla de la levadura. Revuelve con las manos y golpea la mezcla en la mesa hasta lograr una masa que se pueda estirar sin romperse y que no se te pegue en las manos. Ponla en un recipiente grande y cúbrela con un paño húmedo hasta que duplique su volumen.

Comienza a formar los panes

Reserva una parte de la masa para los huesitos; el resto divídelo en 15 bolas iguales que acomodarás en los capacillos previamente colocados en un molde para cupcakes. Cubre nuevamente con el paño húmedo y espera hasta que duplique su volumen. Mientras tanto, con la masa que reservaste, haz 30 huesitos y 15 bolitas pequeñas para los cráneos; colócalos en una charola y mételos al refri por 10 o 15 minutos, recuerda no cubrirlos para que no se agranden.

¿Lista para terminar tus “mantemuertos”?

Precalienta el horno a 180 °C y comienza a colocar los huesitos y los cráneos sobre cada una de las bolitas en los capacillos. Bate el huevo restante y con una brocha barniza cada pan. Mete al horno por 17 minutos. Una vez que sacaste los panes, derrite el resto de la mantequilla, barnízalos y espolvorea azúcar al gusto. Por fin, tus “mantemuertos” están listos.

Prepáralos y cuéntanos cómo te fue con esta deliciosa receta.

Este video te puede gustar