Haz tu propio árbol de navidad sin gastar una fortuna

Todas queremos un hermoso árbol de navidad sin gastar una fortuna. Uno que, además de precioso, sea original y refleje un poco de nuestra personalidad. También que sea acogedor y refleje la paz y armonía de estas fiestas. La única forma de conseguirlo es haciéndolo tú misma. Por eso aquí te dejo algunas ideas para que hagas tu propio arbolito con materiales que seguramente tienes al alcance de la mano.

Un árbol de Navidad sin gastar una fortuna

Para esta idea necesitas un corcho de una botella de vino, un palito largo con las puntas afiladas y papel fieltro. Este es un arbolito para adornar tu oficina o lugar de trabajo.  Lo que tienes que hacer es enterrar en el corcho una de las puntitas del palito. Recorta unos cuadrados de papel fieltro de distintos tamaños. Inserta los cuadros de papel más grandes en el palito hasta la base. Después continúa con los cuadros de papel medianos y sigue con los chicos. Insertándolos de mayor a menor tamaño el árbol adquiere forma triangular. Para la punta puedes hacer una estrella amarilla de fomi o papel fieltro. Si quieres esconder el corcho ponlo en una maceta y cubre con pasto sintético.

Arbolito de Navidad con moños

Otra gran idea para hacer un árbol de Navidad sin gastar una fortuna es darle forma de moños a las tiras de papel y pegarlas en una base enforma de cono. Necesitas hojas de papel de color verde, una palito de madera con ambas puntas afiladas y una base. La base puede ser un cartón, un corcho o cualquier superficie plana. Forma los moños con el papel de distintos colores y pégalos sobre el palo de madera. Puedes darle el volumen que tú quieras. Recorta una estrella dorada o hacer un moño redondo para colocarlo en la punta.

Sácale provecho a tus paredes

Si lo que quieres es un arbolito de Navidad para tu casa, pero no tienes mucho espacio, haz una figura plana. Es decir, aprovecha las paredes grandes para decorarlas con tu arbolito. Lo único que necesitas son troncos de madera de distintos tamaño. Líjalas, barnízalas con tu color favorito y clávalas en la pared. Si no quieres clavar tantas, entonces ayúdate con un mecate o soga. Amárralas al mecate en forma triangular y después cuélgalo. No olvides adornarlo con esferas de un solo color o estilo y añadir algunas luces. Ya está listo tu árbol de Navidad sin gastar una fortuna y puedes impregnar tu casa de ese espíritu navideño que todas llevamos dentro.

Este video te puede gustar