Hábitos que limitan el crecimiento laboral de cualquier chica

Las mujeres estamos en constante cambio y afortunadamente el día de hoy tenemos la oportunidad de ser parte de una empresa, de emprender un negocio, además de ser mamá, esposa, hermana, amiga… No obstante, aún existen algunos pensamientos  que limitan a cualquier chica en su crecimiento laboral. Debido a las creencias sociales y culturales, muchas mujeres temen parecer ambiciosas, interesadas, o malas personas si quieres sobresalir en su carrera. Es tiempo de convertir estos límites en fortalezas cambiando un poco nuestro pensamiento.

No te aplaudes tus logros

La dificultad para admitir todos tus logros es una de las grandes limitantes que tienes para crecer laboralmente. El trabajo realmente habla por sí mismo. Hablar sobre tu valor propio y trabajo muestra que también tú te valoras. Evita decir: “Cualquiera puede hacerlo, no es nada”.

Esperar a que espontáneamente te premien por tu contribución

Necesitas ser la promotora de ti misma. No es factible esforzarte en exceso para que las personas a tu alrededor noten que lo estás haciendo bien. Piensa qué es lo que deseas hacer en el futuro y anímate a reconocer tus logros y a comunicárselos a quienes tienen el poder de darte una promoción.

 Subestimar la experiencia

Tratar de perfeccionar cada aspecto de tu trabajo sin querer que te den un puesto de mayor responsabilidad. O bien tratar de ser experta solo en lo que haces. En este mundo, si te dedicas a hacer pan, no solo puedes ser una excelente panadera. Para ascender siempre es importante adquirir conocimientos relacionados con tu trabajo. Es decir, administración, contabilidad e incluso algo de mercadotecnia para promocionar el producto.

No aprovechar las relaciones

Las mujeres somos muy buenas para construir relaciones. Sin embargo, nos da miedo usarlas a nuestro favor. Conocer a alguien y ayudarse mutuamente nos ayuda a crecer. Existen algunas relaciones que te pueden catapultar si las usas a tu favor. Esto no quiere decir que seas una interesada, al igual que tú pides favores, la otra persona aprovechará la relación que lleva contigo. No es un abuso es un ganar-ganar.

La esclavitud a agradar

Querer que las demás personas te quieran puede ser un problema. Las relaciones humanas son complicadas, buscar afecto en las personas del trabajo no siempre es la mejor opción. Esto limita tu autoridad. Los mejor es leer las necesidades de los demás, ser una persona motivadora y comunicadora.

Quedarte en la zona de confort

Otra de las cosas que limitan a cualquier chica es quedarse aferradas a un puesto de la empresa. Esto tiene mucho que ver con el plan de vida que planeas. Muchas veces nos quejamos por no avanzar en donde nos encontramos. Sin ver el problema como algo global. Quedarte en tu zona de confort no te va a llevar a ningún lado.

Estas acciones limitan a cualquier chica en el ámbito laboral. Asegúrate de reconocer lo que te está atando y dale la vuelta. Solo así podrás tener un mejor futuro.

Este video te puede gustar