Quantcast

Hábitos que están dañando tu cociente intelectual; ¡deja de hacerlos!

Por  |  0 Comments

Tu cociente intelectual puede verse afectado por algunos hábitos de tu día a día. Es hora de salir de esta rutina tóxica y comenzar a hacer pequeños cambios que harán la diferencia. La ciencia ha comprobado que hacer estos afecta tu cerebro. Para empezar,  recordemos que el cociente intelectual es la inteligencia que obtienes a través de la aplicación de pruebas psicométricas. Esta medida es completamente variable y muchas personas no se encuentran del todo de acuerdo con ella.

Consumir grasas en exceso

Las grasas saturadas están presente en un montón de alimentos que consumimos día con día. Estas afectan el sistema cardiovascular aumentando el colesterol malo. La consecuencia más evidente es que el flujo de sangre se reduce y esto provoca que el cerebro obtenga menos oxígeno. En consecuencia, perjudica los procesos mentales y altera el estado de ánimo. Incluso puede provocar que tus emociones negativas cobren más fuerza porque no razonas al 100% de tu capacidad.

Multitareas, ¡atención, chicas! 

Las mujeres amamos el multitasking. Sin embargo, se ha comprobado que trabajar con la atención dividida en modo de multitareas puede ser terrible. Es como una gran ilusión trabajar en varias cosas a la vez, porque desde el punto de vista cognitivo, el proceso sigue siendo secuencial. En pocas palabras, tu cerebro no puede encimar los procesos. Es decir comer mientras tecleas puede afectar tu cociente intelectual.

Ver demasiada televisión

Lo sabemos perfectamente, así que bájale a tus series de Netflix por favor.  Ver la televisión genera una sensación de descanso. No tenemos que usar demasiados recursos físicos ni mentales para saber lo que pasa en la pantalla. Y ese es el verdadero problema: ver demasiada televisión te convierte en una persona pasiva. Adormece tu cerebro por lo que actúas más lento de lo que deberías.

No disfrutar del descanso

¡Aguas, chicas workoholics! No dormir las horas suficientes aletarga tu cerebro y otras funciones orgánicas. Los estudios afirman que quien no duerme lo suficiente se vuelve emocionalmente inestable. Además son personas capaces de irritarse o enfadarse a la mínima provocación.

Cuida tu cociente intelectual así como cuidas de tu cuerpo. Al final, son hábitos que no solo afectan tu cerebro. Haz ejercicio, lee más y encuentra buenos hobbies que te relajen.


Este video te puede gustar