Hábitos que están alimentando tu inseguridad; ¡evítalos!

Lamentablemente, a veces, la inseguridad se intensifica conforme pasa el tiempo. Esta suele venir de la educación que se nos da en casa y con el tiempo crece si no cuidamos nuestra autoestima. Algunas de ellas nunca nos dejarán, pues nuestra memoria emocional difícilmente se modifica. Todos en algún momento de la vida la hemos experimentando. El punto es no sucumbir a ella. Recuerda que existen algunos hábitos que la propician, así que conócelos y evita alimentar tu inseguridad.

Mantener relaciones de dependencia

Es uno de los peores hábitos que puedes tener, las relaciones dependientes son muy dañinas. Lo peor es que no solo se trata de la pareja amorosa. De hecho, puede ser la dependencia a un mal trabajo, a una familia disfuncional, a una “amiga”. Las personas codependientes se aprovechan de los dependientes, alimentando la inseguridad de estos para mantenerlos atados. Tener relaciones de dependencia nunca te llevará a nada bueno.

Caer en situaciones estresantes

Tener presente la ansiedad todos los días tiene repercusiones negativas en nuestra salud física y mental. Además, es un hábito que puede generar bastante frustración. La poca inteligencia emocional hace que cualquier estímulo externo produzca ansiedad. En cambio, aprender a tomar las cosas como vienen sin estresarnos de más puede crear una mejor percepción de nosotros mismos y del mundo exterior.

 Compararse con personas idealizadas

Evitar los problemas

Evitar el estrés por completo o darle la espalda a las situaciones estresantes tampoco es la opción. Enfrentarse a los problemas del día a día es inevitable. Evitar salir de la zona de confort propicia que el miedo te invada, así justificas la pasividad en la que pasan los días. Son situaciones muy tontas, como no mandar un curriculum por que “de todos modos no me van a hablar”.

Te burlas de ti misma

Es muy común caer en este hábito, sobre todo siendo mujer. Te saboteas diciéndole al mundo que estás gorda, que no eres bonita o no eres lo suficientemente inteligente. Aunque lo digas en broma, la inseguridad rige. Promover este mal hábito solo hará que tu inseguridad crezca aún más de lo que debería.

Este video te puede gustar