Habit tracker: la mejor forma de cumplir todos tus buenos hábitos

Todos tenemos hábitos sean buenos o malos, aunque la mayoría siempre se va por los malos. De alguna forma buscamos hacerlos cuando en realidad no debería ser así. Por ejemplo, el mal hábito de quedarte en tu zona de confort. Todo lo bueno comienza cuando cambias tus hábitos de forma positiva; por ejemplo, tus sueños. Una persona no puede lograr sus sueños si tiene el mal hábito de dejar todo para después. ¿Me explico?

Creemos que los sueños se cumplirán eventualmente, pero si no haces nada tú, entonces jamás llegarás a ese punto. Muchas personas se van por el pensamiento de “quiero hacer esto” y pues, solo lo quieren, pero ¿cuándo empezarán a hacerlo? ¿Estás haciendo algo para lograrlo o solo estás esperando? Sería maravilloso que una persona tocara nuestra puerta y nos dijera: “Oye, tengo una oportunidad para ti, es lo que siempre has querido, yo te ayudo”. ¡NO! Así no suceden las cosas y algo que he aprendido es que si no puedes cumplir pequeños hábitos, entonces no puedes alcanzar al sueño más grande. Es por eso que quiero hablar del habit tracker, un nuevo sistema de 21 días que te permitirá cambiar por completo.

¿Qué es el habit tracker?

Un sistema o herramienta que sirve para monitorear el cumplimiento de las actividades y hábitos que deseas seguir. Es muy sencillo de hacer. Normalmente se trata de una cuadrícula en donde el eje “Y” es para anotar una actividad por renglón y el eje “X” es un día por columna. Para que estas actividades se vuelvan un hábito, es recomendable que las realices por 21 días. Te lo dejo simple: para que no sea muy pesado te recomiendo anotar al menos de cinco a seis actividades que te gustaría convertir en hábitos. Empieza, por ejemplo, un día lunes y si cumpliste ese día con esa actividad, márcalo en el eje X con un puntito. ¿Me explico? Si no cumpliste un día, no lo marques entonces. Espero que con las imágenes puedan entenderme mejor.

¿Qué tipo de actividades puedo poner en mi habit tracker?

¡De todas! Cualquiera vale. Hay metas grandes, medianas y pequeñas; te recomiendo comenzar por las pequeñas. Por ejemplo, si quieres bajar de peso, entonces anota actividades que puedan ayudarte a ello y que quieras convertir en un hábito. No seas tan simple, no anotes algo como “ir al gym cada tres días” porque eso no te va a ayudar. Más bien sería “ir al gimnasio de jueves a sabado a las 4 p.m.”. Ahí ya estás siendo más específica contigo misma y eso sí lo puedes cumplir.

El habit tracker también es buenísimo para aprender a amarte a ti misma o cambiar aspectos de tu personalidad. Por ejemplo, si quieres dedicarlo al amor propio, entonces una actividad sería “verme al espejo todos los días y decirme a mí misma que soy bonita”, y cosas relacionadas. O sea, es completamente válido usarlo para lo que necesite y desees, en lo personal y profesional;  siempre teniendo en cuenta una meta especial.

Inspiración

No se trata solo de monitorear las actividades, se trata de que se vuelvan hábitos de tu día a día para que puedas amarte más como persona. Si lo tienes anotado en una hoja de papel o pegado a la pared, pues no te causa inspiración. Decora tu habit tracker con estampas, colores, marcadores, fotos, etc. Cuando algo nos inspira, es mucho más fácil cumplirlo.

Este video te puede gustar