Guía infalible para superar a un amor no correspondido

Todas hemos estado enamoradas en algún momento. Ver a ese ser que nos causa mariposas y sensaciones super lindas en nuestro ser es algo que no sabemos cómo describir, pero disfrutamos al máximo. ¡Qué mejor si somos correspondidas y entonces los dos sentimos lo mismo y vemos al mundo con los mismos ojos llenos de amor! Sí, es lindo, pero a veces se nos olvida que NADA es para siempre. Incluso las relaciones más estables terminan cuando muere uno de los integrantes de la pareja. Suena bastante trágico, lo sé, pero el amor es así. A veces se da, a veces no, a veces dura mucho, en otras ocasiones dura poco. En algún momento hemos querido superar a un amor que no fue correspondido como esperábamos o que terminó de una manera poco amigable. Bueno, déjame decirte que eso es posible. Después de una ruptura que me cambió la vida, encontré la solución perfecta y quiero compartirla contigo. Los pasos a seguir son más sencillos de lo que imaginas y te sacarán del hoyo en poco tiempo. Eso sí, debes poner de tu parte (mucho), para que suceda. Tampoco esperes que mis consejos te saquen en un chasquido de dedos de la situación. Lo más importante es ser perseverante.

Come helado, ¡mucho!

En las películas siempre muestran que para superar a un amor la solución es comer helado. La verdad no creía que fuera cierto. Cuando me vi en la situación, ya como última opción, accedí a probar “un poco de helado”. Ese poco fue convirtiéndose en mucho, hasta que me terminé no uno sino dos botes de delicioso helado. Mis manos y mi lengua quedaron entumidas, pero valió la pena. No sé si fue el frío o la delicia del sabor, pero después de comer me sentía mejor. Aunque debo reconocer que tuve que seguir ese procedimiento por varios días para notar la mejoría.

Llora, llora, llora

Llorar es algo que hacemos de manera natural, no solo por tristeza. Cuando estamos felices lloramos. En mi caso, cuando me enojo mucho también lo hago. Llorar es bueno para el alma, pues se limpia de las vivencias que nos alteraron. Cuando ocurre una ruptura amorosa, no puede ser la excepción. Llorar te libera de todo ese sentimiento que hace que tu corazón se sienta gris. Tal vez no sea la varita mágica para superar un amor, pero sin duda aligera la carga de ese sentimiento.

Ocupa tu tiempo en diversas actividades

No creí que fuera necesario hacer algo. De hecho, los primeros días lo único que quería era estar en mi cama. Me daba igual si me bañaba o no. No me daba hambre, no tenía ganas de hacer nada. Sólo quería llorar y desaparecer en la inmensidad de mi cama. Cuando mis amigas me vieron así, estuvieron a nada de jalarme de las orejas para sacarme de la cama. Por la mala, me llevaron con ellas a realizar diferentes actividades. Los primeros días lloraba (incluso en público), pues me sentía desdichada. Después de dos semanas, noté que mi estado de ánimo había mejorado. Todo era gracias a las actividades, me ayudaban a mantener mi mente ocupada y no pensaba en ese chico.

Come chocolate, pizza, hamburguesa, etc.

La depresión y tristeza nos hacen cometer errores, pero a veces hay que disfrutar de ellos. Durante esos días en los que buscaba superar a un amor, me refugié en la comida. Los chocolates, las hamburguesas, las alitas, los nachos, las pizzas… La confort food me hacía ojitos y me prometía que me ayudaría a sentirme mejor. Sí, alegraba mi estómago, pero tuve que ser prudente al comer, porque si no, al rato la causa de mi depresión no iba a ser solo por una relación fallida, sino por mi problema de peso.

Canta

Cantar libera tu alma, igual que llorar. No necesitas tener la mejor voz para hacerlo, con el simple hecho de hacerlo con el corazón sentirás que te sientes mejor. Tengo una amiga que tiene auto, y cada vez que salía con ella, subíamos las ventanillas del vehículo y ¡a cantar se ha dicho! La pasábamos tan bien y nos sentíamos mejor después de ciertas canciones que nos removían muchas sensaciones y recuerdos.

Apóyate en tus amigas

¡Ah!, de verdad no sé qué haría sin mis amigas. No sé que hubiera hecho sin las amigas que han estado conmigo en las buenas y en las malas; que me han soportado cuando ni siquiera yo me aguantaba. Amigas, sepan que tienen un lugar muy importante en mi corazón, pues me han ayudado más de lo que imaginan. Cuando quieres superar a un amor, sin duda tus amigas son indispensables para que lo logres. A veces no te darán consejos, pero jamás se irán de tu lado. En otros momentos te dirán las verdades que necesitas escuchar por tu propio bien. Aunque tal vez no de la manera que esperarías.

Ten cerca a una mascota

Además de las amigas y de mi familia, te sentirás mejor si tienes una mascota a tu lado. Sí, ya sé que los animales no hablan, pero ¡vaya que te entienden y quieren! Recuerdo que cuando yo estaba mal, mis perros me llenaban de besos y se quedaban escuchándome aunque repitiera lo mismo una y mil veces. Lo más curioso es que saben cuándo y cómo hacerte sentir mejor, ya sea con un beso, una caricia o con una mirada.

Acepta y vive tu duelo

La mejor forma de superar a un amor no correspondido es aceptar la realidad. De nada sirve que hagas lo que ya te dije si no aceptas que la relación terminó. Duele, sí, pero es lo que es. ¿O preferirías seguir viviendo en un mundo de fantasía? Quizá sea duro enfrentarlo, pero créeme, saldrás adelante y cada experiencia te hará más fuerte. No tengas miedo ni le cierres las puertas al amor. Incluso las malas experiencias sirven para que aprendas y cada vez hagas las cosas mejor.

Este video te puede gustar