Guerra de poder con la pareja: ¿qué hacer para no acabar de la greña?

Las mujeres tendemos a iniciar la guerra de poder con la pareja. ¿Qué es la guerra de poder? Son estas acciones con las que intentamos controlar, dominar y tomar la mejor posición en la relación. También abarca la forma en la que juzgamos a otros o en la que nos peleamos con ellos, pues nos sentimos demasiado amenazados y no nos gusta parecer vulnerables.

¿Estás teniendo una guerra de poder con tu pareja?

Las mujeres solemos ser muy autosuficientes, por lo tanto nos desespera que los hombres en ocasiones sean tan lentos para resolver los problemas de cualquier índole. Este comportamiento puede llegar en ocasiones a situaciones extremas. En estas, los celos, el desdén y la competencia con la pareja los hace sentir amenazados. Ambos intentarán tomar el liderazgo y en esta guerra, la relación puede verse gravemente afectada. Esperar a que la otra persona se comporte como tú quieres no es una forma de demostrar amor incondicional. De hecho, en muchas ocasiones las relaciones que tienen guerra de poder pueden generar un comportamiento agresivo y dominante.

Ten cuidado

Muchas parejas que llevan un tiempo juntas presentan estos juegos de poder. Uno en el papel pasivo que busca que la otra persona le resuelva la vida, mientras la otra se desvive por intentar que su pareja empiece a hacer las cosas bien. En ocasiones, algunas de estas personas no son conscientes de los asuntos sin resolver que surgen mediante este juego de roles dentro de la relación. Resolver esta guerra puede ser un tanto complicado, ya que estos suelen venir de los traumas generados en la infancia.

La raíz de los juegos de poder

Esta guerra de poder surge por diversos factores:

  • Tenemos miedo de abrirnos con la pareja, de parecer vulnerables y ser lastimados.
  • Además, sentimos inseguridad de nuestro poder personal y nuestra identidad.
  • Peleamos constantemente porque sentimos que si no lo hacemos seremos dominados y perderemos nuestra imagen a los ojos de los demás.
  • Otra forma de entrar en estos juegos es cuando abandonamos nuestra visión y creatividad por el bien de la relación.

Como evitar la guerra de poder

  • Reconoce que estás en una. Es el primer paso para dejar estas conductas atrás. Sé consciente de que intentas controlar a tu pareja. También es interesante darte cuenta de las sensaciones corporales conectadas a los juegos de poder. Si prestas atención, serás capas de frenarlos.
  • Aprende a poner límites. Estos son super necesarios dentro de una relación. Llega a acuerdos con tu pareja.
  • Escucha y sé más empática. Siempre es bueno dar pie a la charla con la pareja, de esta forma es más sencillo dejar de sentirnos expuestos.

Este video te puede gustar