Tener gatos durante más de 10 años me ha enseñado que…

Desde los seis años he tenido gatos como mascota ¡y me encanta! También he tenido tortugas, un perro por poco tiempo y un hámster, pero definitivamente quien se lleva el puesto número uno es el gato, siempre. Son unos animales tan simpáticos, un poco egocéntricos pero divertidos, suaves y peludos. En fin, tener gatos durante mas de 10 años me ha enseñado muchísimas cosas, ¿y a ti?

Son la mejor compañía cuando te sientes sola

Definitivamente los gatos me han enseñado a que son la mejor compañía de todas. Obvio, no he tenido los mismos gatos durante estos años. Tristemente algunos se fueron, se perdieron o fallecieron. En fin,  a cada gato que tengo le doy muchísimo amor y aunque son “egoístas” siempre han estado a mi lado cuando estoy mal. Abrazar a mis gatos me ha ayudado a sentirme mejor cuando he pasado por un rompimiento, me enojaba con mi madre o algo me destrozaba por dentro. En ocasiones, ellos son los que te acarician o se sientan a tu lado porque detectan que los necesitas.

Se duermen en los lugares más inesperados

¡Y es de lo más divertido! En vez de enojarte con tu gato, te preguntas ¿cómo llegó allí? Por ejemplo, la gatita de mi novio se sentaba sobre la puerta de la ducha; ¿cómo lo hacía?, ¡nadie lo sabe! Mi gata Luna trepaba la ventana del segundo piso de mi casa y se dormía. A veces maullaba en la noche para que la dejara entrar. Si has tenido un gato de seguro me entiendes muy bien. Duermen en los momentos más inesperados, como sobre tu tarea o en el teclado de tu computadora.

Es muy divertido jugar con ellos

A veces los gatos juegan entre ellos mismos y verlos correr, perseguir su cola o brincar de la nada es muy divertido. Normalmente son más juguetones cuando son pequeños y no cuando son gatos adultos. Aún así, pasar un rato con tu mascota es muy bueno tanto para ti como para tu gato.

Encuentran una forma de llamar tu atención

Los gatos siempre encuentran una manera ingeniosa de llamar tu atención, desde maullar o incluso subirse a la ventana de tu habitación y arañarla. Tener gatos durante estos años me ha enseñado que pueden ser muy originales para decirte que tienen hambre o les abras la puerta para ir al baño (en mi caso). Todos los gatos que he tenido como mascota han intentado hablar, escalan la puerta o hacen algo completamente diferente.

Prefieres los objetos con cara o forma de gato

Lo mismo le sucede a las personas que aman a los perros, ven algo con forma o con una figura de perro y se vuelven locos. Esto me sucede a mí y a la mayoría de las personas que tienen muchos gatos.  o han tenido un gato toda su vida. Literal, los estampados de gatos, las bolsas en forma de gato, los lápices con gatitos. ¡todo!

Te enojas cuando escuchas que a alguien le dan asco los gatos

¿En serio, asco? Obvio que me molesta. Entiendo que algunas personas no aman a estos animales pero tampoco es razón para decir que te “dan asco”. De hecho, los perros orinan en cualquier árbol de la calle y también hacen popó a mitad de la calle, sin mencionar que a veces se comen sus desechos fecales. ¿Los gatos hacen eso? ¡No! Limpias su caja de arena y lo más “asqueroso” que comen son plantas. A veces no entiendo a las personas…

Este video te puede gustar