Formas de evitar que tu familia odie a tu pareja

No hay algo mejor que el que tus padres respeten tu relación. Miento, sí la hay: que no odien a tu novio. La verdad es que cuando les cae bien, todo es más fácil. Sin embargo, no todas corremos con la misma suerte. Seguro hay casos en los que a los papás, nada más no les parece la pareja que la chica ha elegido. Si es tu caso, no te preocupes. Siempre hay formas sencillas para cambiar esa situación; créeme, a mí me sirvieron.

No les cuentes tus problemas de pareja

Chicas, jamás le cuenten a su mamá los problemas que tengan con su novio. Miren, lo que sucede es que ustedes se pelean con él y corren a contarle a su mamá. En consecuencia, ella comienza a crearse una mala imagen de él, la cual será difícil de borrar. Lo peor es que cuando ustedes se reconcilian, luego no entiendes por qué él le cae mal a tu mamá…

Invítalo a casa en el momento adecuado

Deben respetar y cuidar a su familia, llevar a cualquier chico con su familia no es correcto. Nunca he entendido a las chicas que lo hacen. Esto es peor cuando llevan apenas un par de meses y lo presentan como si fuera algo más formal. Es decir, todo tiene un tiempo y forma que deben ser respetados. Si ya llevas más de ocho meses con él, sí es una buena idea que tu familia lo conozca.

No fuerces la relación entre tus padres y tu novio

No, no es una buena idea forzar la relación entre tus padres y tu novio. Es como si ellos te obligaran a ser amiga de cierta persona o a salir con cierto chico. Las cosas deben darse naturalmente y sin presiones. Verás que si dejas que las cosas sucedan, no habrá problema alguno.

 No mientas acerca de quién es tu novio

Algunos padres son más estrictos que otros, o tienen más o menos prejuicios. Por tanto, suelen tener una idea tajante acerca de qué chico no quieren para ti. En consecuencia, algunas chicas suelen mentir acerca de su pareja. Sin embargo, esto es lo peor que pueden hacer. Si son sinceras revelarán madurez y eso será un punto a su favor. Incluso, quizá  tus padres sean un poquito más abiertos.

 Una de las formas más sencillas es que ambos sean responsables

Cuando ya tenemos permiso para salir con nuestra pareja, también tenemos ciertas condiciones. Si eres menor de edad siempre habrá horarios y lugares adecuados para salir. Por ningún motivo desobedezcas esas condiciones o le dirás adiós a la confianza de tus padres. Cuando se trata de una relación entre dos adultos jóvenes también hay ciertas normas no dichas, como protegerse con un método anticonceptivo, respetar la casa de ambos y no mentir acerca de dónde están.

Planea las actividades en familia que hagan juntos

Cada vez que tu novio vaya a alguna actividad familiar, planéalo. Por ejemplo: jamás lo lleves sin avisar o parecerá un intruso en esa ocasión. Asegurarse de que ambos tengan tiempo para la reunión, si él se va antes o llega después, tu familia podría tomarlo como una descortesía. Por último, no peleen o será la última vez que lo verás en una reunión familiar.

Este video te puede gustar