Formas de lidiar con una madre manipuladora

Cuando eras una niña no tenías opción, tus padres eran quienes dictaban las reglas en casa y no había nada más que decir al respecto. Conforme crecemos el rol de nuestros padres va cambiando, es algo natural. No obstante en un par de casos es posible que algunos padres no están muy de acuerdo en dejar ir a sus hijos y es ahí donde comienzan los chantajes y manipulaciones.

¿Cómo se lidia con esta situación? Sobre todo sin caer en provocaciones ya que en la mayoría de los casos, mamá o papá se hacen las víctimas. De ahí comienza una ola de problemas familias que puede acabar con la salud mental de cualquier persona.

1. Determina la intención.

Cuando hay un padre o un suegro puede ser que te sientas súper frustrado al lidiar con el. Ya que empiezas a tomar toda solicitud desde un lugar de manipulación. Y puede que tengas razón, pero también es buena idea dar un paso atrás y evaluar la situación. Hacer algo de empatía puede cambiar las cosas radicalmente. Solo tu conoces lo que hay de fondo en la relación con tu familia. Analiza lo que está pasando en la vida de tu madre y trata de generar empatía hablando con la verdad. Yo me siento… cuando pasa esto. Evita señalar culpables.

2. Establece límites

Los padres con problemas de manipulación van a encajar los dientes hasta que logren su cometido. Vuelven a sus hijos en personas vulnerables para que estas finalmente cedan. Establece un límite por adelantado y mantenlo. Asegurate estar bien firme en estos límites, si tienes dudas de ellos tus padres lo aprovecharán para manipularte. Por ejemplo si los visitas el fin de semana y te tienes que ir temprano, avisales y vete temprano. No hay nada de malo en ello.

3. Haz preguntas.

Si tu madre te hace algún tipo de reclamo (“Necesito que vengas a ayudarme, y si me amas lo harás”), haz preguntas. ¿Para qué necesitan que vengas? ¿Es algo que puede esperar? Cuales son las circunstancias? No tengas miedo de hacer preguntas y sé un poco escéptica al respecto. Verificar los hechos puede ser la mejor arma para ver si un miembro de la familia ha omitido o falsificado información. Conocer los hechos te permite tomar una decisión adecuada basada en la realidad.

Hazle caso a tu cuerpo

Ser manipulada puede ser agotador y demasiado que llevar para una persona después de lidiar por tantos años con la misma situación. Si no te das cuenta del daño que causa un padre con este comportamiento, es importante que identifiques la forma en la que tu cuerpo actúa en esta situación. Si te sientes deprimida y devastada por ello puede que tengas un relación mucho más tóxica de la que cree. Hazle caso a tu cuerpo, busca ayuda.

La ayuda de un profesional siempre puede ser útil en estas situaciones.

Este video te puede gustar