Formas para amar y aceptar tu cuerpo

Tenemos la idea de que reflejar un buen aspecto físico es amar y aceptar nuestro cuerpo. ¿Realmente el amor propio es esto? Una baja autoestima se nota a simple viste. Las malas conductas, miedo, frustraciones son actitudes que reflejan inseguridad. Es cierto, muchas personas a nuestro alrededor y los medios nos dicen que nos aceptemos y amemos, pero ¿acaso alguien nos ha dicho cómo hacerlo?

Las palabra no son suficientes

Cuando tienes el interés de amar a tu cuerpo tal como es, debes dejar de compararte con otras personas. ¿Qué ganas viendo los atributos de los demás si no ves los propios? Elimina pensamientos negativos que solo confirman que no aceptas a tu cuerpo. Deja de mirar a otras personas y pensar que desearías tener su físico. Trabaja en esas ideas e inviértelas. Dile a tu cuerpo los rasgos que más te gustan de él. Es indispensable que dejes de amenazar a tu cuerpo con ofensas y groserías. No continúes transmitiendo ideas erróneas.

Modifica tus hábitos y mentalidad

Entrena tu cuerpo y a tu mente. Piensa que hacer ejercicio no solo es con el fin de tener un buen físico, sino por salud. Imagina cuántos beneficios obtendrás al realizar 30 minutos de ejercicio al día. Además, el ejercicio beneficia a tu mente, pues por medio de este dejarás ir sentimientos encontrados y hasta frustraciones. Las personas envidiosas, negativas y frustradas lo reflejan en su aspecto. Notarás que son personas sin brillo y están más pendientes de los demás que de ellos. ¿Crees que eso es amor?

Practica el amor

Agradece cada día por lo que tienes. Ama tus manos, brazos y todo tu cuerpo. Este te permite desplazarte de un lugar a otro, hasta abrazar aquellos que te quieren. Sé feliz con el cuerpo que tienes, acéptalo y trabaja en él para que juntos sean un ser saludable y positivo.

Este video te puede gustar