Mi ex está seguro de que vamos a regresar… yo, no tanto

Siempre he sido partidaria de terminar cualquier relación en los mejores términos posibles. Ok, no siempre se puede, pero si intento que sea lo más amigable posible. Con mi ex no fue la excepción. De hecho, creo que la forma en la que terminamos fue demasiado amistosa. Tanto, que ahora el me busca como si nada. No les voy a mentir, que me busque, me sube el ego. Pero el problema es que el está seguro de que vamos a regresar… yo, no tanto.

¿Bueno o malo?

Hay muchas ventajas de terminar una relación de forma amistosa. Desde no sufrir tanto, hasta poder saludarse tranquilamente cuando te lo encuentras después. Menos drama. Pero, la gran desventaja es que también es más difícil cerrar el ciclo. Más, si tu ex y tú están en los mismos círculos sociales, como es mi caso. Quiera o no, sigo encontrándolo y como terminamos “bien”, pues es muy fácil que se me acerque y nos quedemos platicando como si nada. Cuando terminas con alguien desde el enojo, eso no pasa. Si estás enojada es mucho más fácil decir: basta, no vuelvo a saber de él y listo, le das vuelta a la página.

Aquí viene lo complicado

Hasta ahí todo bien. “¡Wow, qué padre que puedan llevarse bien después de cortar!”, dicen nuestros amigos en común. Lo que ellos no saben es que el ya empezó a buscarme para regresar. Y la verdad es que me enoja que lo haga como si nada. Cuando lo corté fue por actitudes suyas que dañaron mucho la relación y, sobre todo, yo estaba segura de que era el final. Él lo aceptó y por eso terminamos bien, pero ahora viene a buscarme ¡solo dos semanas después de haber terminado! Por supuesto que nada ha cambiado en esas dos semanas. Y por otro lado, nunca he estado a favor de cortar y regresar. Siento que entonces no tomó nada en serio, ergo: no va a cambiar nada de lo que me molestaba. Y bueno, mientras tanto, a mi sólo me hace dudar.

¿Y entonces?

Pues hasta ahora no hay nada decidido y la verdad es que tampoco me voy a estresar al respecto. Creo que antes de tomar una decisión hay varios puntos a considerar. Cada situación y cada pareja es diferente. Así que creo que no puedes cerrarte al: “no, no regreses”, ni al: “todos merecen una segunda oportunidad“. Mi decisión por ahora es dejar que las cosas fluyan. Si es para mí, regresaremos. Y si no, pues cada quien su camino. Lo único que me da miedo es que en ese intervalo ahora sí él se lo tome en serio y terminemos peleados. De ser así, ya no quedó en mí. Y creo que este es mi mejor consejo en estos casos: mientras tú estés tranquila y sepas que hiciste las cosas bien, lo demás no importa.

Puntos a considerar

 

Si tu ex también te está “moviendo el tapete”, hay varias cosas a considerar antes de tomar una decisión. Primero, piensa: ¿por qué te está buscando? ¿Es realmente porque te extraña? Puede que sea sólo porque se siente solo, está pasando por un momento de nostalgia o no le resultaron bien las cosas con la chica con la que estuvo saliendo. Si te llama cuando está borracho, ¡olvídalo! Esta es la señal número uno de que sólo busca sentirse acompañado. Si directamente y sobrio te ha propuesto platicar, entonces puedes tomarlo un poco más en serio. También deberías medir su grado de insistencia. Ok, no se trata de que te ruegue, tampoco, pero si a la primera que le dices que no renuncia a su propósito, probablemente el tampoco lo tenga muy claro.

¿Tú has regresado con algún ex? Cuéntame si funcionó, tal vez me sirva como inspiración.

Este video te puede gustar