Cómo hacer que tu ex deje de darte consejos para desempeñarte como mamá

La relación con tu exmarido tras el divorcio en algunas ocasiones es demasiado tensa. Existen diversos cabos suelto o peleas que constantemente los hacen enfrentarse. Esta situación empeora cuando discuten algo relacionado con sus hijos. Estos son algunos consejos para que tu ex entienda que no debe quejarse de tu estilo de vida o crianza.

 Solo algunos consejos son bienvenidos

Ambos son los padres de los pequeños, por tanto, se preocupan por su felicidad y bienestar. En este sentido, algunas observaciones que los dos tienen acerca del comportamiento de sus hijos son válidas. Por ejemplo, si tu exmarido te comenta que su hijo es muy rebelde y cree que es mejor no consentirlo tanto. Esa es una observación pertinente que les permitirá resolver algún problema de conducta que el niño presenta.

Dejarle en claro que es el padre de tu hijo, pero no más

Ya hemos aclarado que las observaciones en cuanto al comportamiento de tu hijo son válidas. No obstante, algunos hombres creen que pueden criticar tu estilo de vida con el pretexto de que afectas a tus hijos. Esto no es válido, una cosa es que se preocupe por su hijo y otra que intente decirte cómo vivir tu vida. Generalmente estos hombres hacen esos comentarios para manipularte y porque creen que tienen derecho a molestarte. Habla con él y hazle entender que son expareja, pero eso no le da derecho a invadir tu privacidad. Tampoco te dejes intimidar con la amenaza de que va quitarte a los niños, si lo crees pertinente, consulta a un abogado.

Establece límites

Cada vez que tu ex intente opinar acerca de tus métodos de crianza, ponle un alto. Primero escucha su queja y si es pertinente lo que te dice, tómalo en cuenta. Pero si lo dicho no tiene algo que ver con tu hijo, pero sí con tu estilo de vida, es preferible que lo detengas. La manera más amable es decirle que ambos tienen una responsabilidad en común, pero eso no le permite opinar acerca de tu vida. Así mismo, tu método de crianza lo estableces con base en la relación con tu hijo. Por tanto, tú sabes cómo hablar con él y cómo enseñarle diferentes cosas. Sólo aceptarás una crítica cuando alguna acción tuya lastime al niño.

Este video te puede gustar