Cómo evitar que el trabajo te aleje de tu pareja

En el mundo laboral existen personas a quienes les apasiona su trabajo y otras que solo lo hacen por necesidad. Aquellas personas que aman su trabajo se concentran tanto en este, que olvidan a la familia, amigos y pareja. Incluso, se cree que buscan evadir ciertos problemas, ¿será cierto? Existen muchas parejas que llegan al fracaso porque el trabajo les impide pasar tiempo juntos. ¿Te ha pasado? Aprende a evitar que el trabajo te aleje de tu pareja. Desempeña tus tareas con profesionalismo, pero sin perder aquellos a quienes amas.

Descubre si eres adicta al trabajo

Aprender a identificar si tienes una adicción al trabajo. De este modo tendrás conciencia sobre el problema y podrás buscar solución. Después de las horas laborales, no es sano que una persona continué trabajando en casa. Debes distribuir tus horarios y respetar cada uno de modo que no pases mucho tiempo frente a la computadora. La comunicación es necesaria, platiquen en pareja y estén atentos a lo que cada uno dice.

El distanciamiento es un problema

Probablemente, algún miembro de la pareja no se siente comprendido o apoyado y eso genera el distanciamiento. Entonces se refugia en actividades como el trabajo. Sabemos que con el paso del tiempo el distanciamiento persiste, pero dependerá de la pareja atajarlo. Una vez que se reúnan para platicar lleguen a acuerdos y establezcan horarios para el trabajo y diversas actividades individuales, así como en pareja.

¿Qué hacer?

 

Ambos tomen la iniciativa de pasar tiempo juntos. Propongan actividades que les interesen a ambos e inclúyanlas en su agenda. No las dejen para “cuando tengan tiempo”. Planéenlas y, por ejemplo, los miércoles vayan al cine; martes y jueves, corran juntos. El sábado podrían cocinar juntos o ir a tomar un trago. La cuestión es que realicen actividades juntos y que tú como adicta al trabajo, entiendas que tu pareja te necesita. Necesita tu amor, apoyo y presencia en el hogar. No evadas el problema, ¡afróntalo!

Este video te puede gustar