Evita dejar para mañana lo que puedes hacer hoy

¿Eres de las que deja para mañana sus pendientes? ¡No lo hagas más! Te llevaremos paso a paso para evitarlo. Así realizarás tus tareas en el momento y no dejarás nada para después. El término “procrastinar” indica justo postergar/aplazar/diferir/posponer/retrasar/demorar/ esas actividades que tenemos por deber y que las sustituimos por otras actividades casi siempre irrelevantes. Así que procrastinar es ese “dejar para mañana lo que puedes hacer hoy” que queremos erradicar en nosotras.

La importancia de procrastinar

Todas tenemos deberes, así que dejarlos para después, es decir, procrastinar no nos favorece en nada. Estos deberes pueden ser desde nuestro aseo personal, realizar una rutina de ejercicios, hasta nuestra tarea o la tarea con nuestros hijos, leer e incluso terminar con una pareja. Aplazar cualquiera de estas actividades o decisiones en realidad merma nuestro desarrollo personal. Entonces todo lo que deseamos para nuestro futuro se ve influenciado por lo que hacemos o dejamos de hacer en el presente.

Las razones de “dejar para mañana…”

Dejar para después las actividades esconde ciertos miedos e inseguridades, las que provocan que pospongamos una y otra vez.

  • El miedo al fracaso es una de las razones por las que aplazamos. Lo que sucede es que podemos sentirnos tan inseguras que preferimos no hacerlo y quedarnos en las mismas, a arriesgarnos y equivocarnos.
  • Confiar en que “el tiempo lo cura todo” o a que “se dé”, a que “fluya” es falsa seguridad. Esto nos hace creer que funcionará, pero no nos permite actuar y entonces no hacemos nada para lograr ese objetivo específico.

Tips para dejar de posponer

Lo que tenemos que hacer es enfocarnos y decirnos a nosotras mismas “¡ya no más!”. Parece una tontería pero no lo es, nuestro cuerpo y mente necesitan determinación. Así que el hecho de decretarlo te ayudará bastante.

  • Si se trata de tu trabajo, lo que debes hacer es crear un ambiente agradable. Donde vayas a trabajar debe ser un sitio en el que te guste estar. Así que procura que esté limpio y muy cómodo. Además, puedes tener un ritual para antes de comenzar tu labor, ya sea un par de ejercicios o encender una vela, por ejemplo.
  • Ordena tus prioridades en una agenda. Escribir los pendientes te permitirá tenerlas más concretas y presentes. Así que haz un pequeño horario de tus actividades, incluye comidas y descansos. Hacer esto te ayudará a cumplir con mayor disciplina.
  • Ahora sí, cuando hayas terminado, diviértete un rato mientras vuelves a trabajar.
  • Si quieres terminar tu relación con alguien que ya es nocivo para ti, ¡déjalo! Recuerda este tema y piensa que también para este tipo de situaciones aplica ese “dejar para mañana”, ¿cierto?

¿Te ha pasado? ¿Qué más han hecho para cumplir sus objetivos? Es muy importante que sepamos que no solo se trata de aplazar nuestros deberes, sino también nuestras pasiones. Así que si tienes una pasión esperando por ti, ¡ya no la tengas esperando!

Este video te puede gustar