Estrés social: formas de no caer en depresión cuando te hacen sentir quedada

Ser una mujer soltera a eso de los treintaitantos no es nada sencillo. La presión social puede crear mil inseguridades que al final nos pueden llevar a una gran depresión. Suena un tanto exagerado, pero llega el momento en que los temas de conversación de las amigas se concentran en embarazos, bodas y vida en pareja. El estrés social puede convertirse en un gran problema para cualquier mujer.

Afortunadamente, no tienes que sucumbir ante la depresión, ser una mujer soltera no significa estar incompleta. Finalmente, cada persona debe encontrar sus camino y que en este momento no tengas pareja con quien establecer una relación a largo plazo no tiene que hacer tu vida infeliz. Antes de que en tu mente se grabe la idea de que serás la “quedada”, puedes adoptar estas estrategias para continuar con tu vida plenamente.

Cómo evitar el estrés social después de una de esas charlas con tus amigas

Normalmente, el estrés viene después de tener una charlas de esas con tus amigas. ¿Cómo deshacerte de esos pensamientos negativos? Primero debes dejar de pensar que estás mal por no tener una pareja. Ninguna persona ha venido a este mundo incompleta, por tanto, tener una pareja no es algo indispensable. No dejes que la idea de estar “quedada” se implante en tu cerebro. Sé consciente de que eres una mujer hermosa con toda una vida por delante. Por otra parte, si quieres una pareja, es necesario que te encuentres bien anímicamente antes de embarcarte en su búsqueda. No sucumbas ante el estrés social. Si te trastorna el tema, no tienes por qué escuchar a tus amigas hablando sobre él. Evita estas charlas o habla con tus amigas para que no lo hagan frente a ti. Se vale decirles a las personas que amas que no estás a gusto tocando el tema.

Relaciónate con personas que tengan metas como las tuyas

Todas las personas tenemos metas distintas. Si dentro de las tuyas no está el casarte ni tener hijos, puedes buscar amistades afines a tus intereses. Relacionarte con personas que tienen metas similares a las tuyas te hará sentir aceptada y tranquila. No tienes por qué sucumbir ante la presión social si no está en tus planes ser esposa o madre. Es algo perfectamente normal.

Tus planes son válidos

Ante todo debes aceptar que no hay buenas ni malas decisiones cuando se habla de tu futuro, siempre que sigas tus deseos. La vida es muy corta para seguir la corriente de las demás personas. La vida matrimonial no es para todo el mundo y esto no es malo. Solo tú tienes la decisión de tener una pareja o no.

El estrés social de estar soltera puede afectar a cualquiera. No te sientas mal, estar soltera es maravilloso, disfrútalo y deja que la vida siga su curso. Quizás en algún momento aparezca alguien que valga la pena con quien puedas tener un futuro. Finalmente, la única que tiene la decisión final acerca de tu futuro eres tú.

Este video te puede gustar