Estoy muy triste: ¿qué hago y cómo lo evito?

Estoy harta de ir por la vida con miedo. Miedo a que me abandonen y lastimen una vez más mi corazón. Estoy consciente de que esto ocurre porque yo lo permito. Además, el amor siempre es un riesgo. Nunca sabes cuando va a funcionar y cuando no. A veces nos esforzamos de más y otras menos, pero ¿por qué? Evitar relaciones amorosas me mantiene tranquila y bien, hasta cierto punto. Sin embargo, cuando es momento de decir sí, lo hago y se convierte en un gran problema para mí. Mi forma de ser, tan aprensiva me destruye. Más cuando esa persona parte y luego ¿qué hago? Estoy muy triste y el mundo se me cierra. La desesperación y el llanto me invaden casa segundo y mi cabeza empieza a producir cientos de ideas que no me llevan a nada.

Mi mejor recurso: llorar

Es inevitable y lo odio, pero creo que llorar es una manera de mostrar lo que pasa dentro de mí. No soy fanática de llorar, pero lo hago para quitarme un poco de carga y dolor. Lloro hasta cansarme o quedarme dormida. Es una forma de estar más tranquila y relajarme. De igual manera, busco a personas que pueden ayudarme a distraerme de una forma apropiada, algo que no me dañe. Trato de engañar a mi mente y decirle que todo está bien por medio de conversaciones distintas a la situación. Salgo a caminar y trato de distraerme. Además, mi mejor refugio es el ejercicio. No hay nada mejor que entrenar para que esa tristeza se pierda. Quizá, más tarde se presenta, pero estoy tan agotada que no presto atención, me baño y voy directo a la cama.

Ser consciente de la realidad

No sabes cómo temo estar triste, es lo peor que puedo sentir. Es por eso que evito relaciones y problemas que sé que me pueden afectar. Cuido mucho de mí y estoy consciente de que mi indiferencia es solo un caparazón para no lastimarme y mantenerme lejos de los momentos tristes y ansiosos. Como te he mencionando, mi fuga es el ejercicio y mis amigos. Salir y mantener mi mente ocupada es la mejor manera de estar tranquila. Intento escuchar música alegre para no adentrarme más en la melancolía.

Despejo mi mente y mi corazón

En ciertas ocasiones, me empeño en estar triste nuevamente. No sé con qué finalidad lo hago, pero te aseguro que es lo peor que puedo hacer. Es una forma de dañarme cuando ya no busco eso. La música, ver videos, platicar y hacer ejercicio son maneras de evitar estar mal. No reprimo mis emociones, permito que estas afloren para liberarme de ellas. Esto lo acompaño de actividades que sé que no me lastiman más, al contrario, que me levantan después de pasar una mala racha.

¿Qué haces para librarte de la tristeza?

Este video te puede gustar