Estos son los tipos de matrimonio que nunca funcionan

No hay mujer que no busque a su príncipe azul, y si no quiere un príncipe definitivamente desea un “felices por siempre”. El matrimonio es un camino a la felicidad con la persona que amas, aprecias y motivas cada día. Sin embargo, no todos se casan por las mismas razones, lo cuál hace de esta etapa algo muy complicado. Ninguna mujer desea caer en el divorcio, por eso es importante establecer metas antes de casarte. Si ya estás casada y dudas de si tu matrimonio es viable, checa estos tipos de matrimonio que definitivamente no funcionan. Espero que no estés en uno de ellos. ¡Descúbrelo!

Para saber si estás lista o no para comenzar una familia

Uno de los tipos de matrimonio que llevarán al fracaso total. En este tipo de matrimonio la pareja se casa para descubrir si su relación sigue funcionando o no. Ambos están de acuerdo en no tener hijos, tú porque aún no sabes si quieres que él sea el padre de tus hijos. Deben sentir que hay esperanza de formar una familia y el punto del matrimonio es estar segura de ello antes de decir que sí al matrimonio. No están muy seguros si lo que los une es el amor, la pasión o el cariño.

Por la compañía

En este matrimonio formar una familia juntos no es de gran importancia. Lo que importa es estar en compañía de su pareja todo el tiempo. Ninguno de los disfruta la soledad, pasan momentos tan divertidos porque son los mejores amigos. Su plan es estar eternamente solo ellos dos, sin la responsabilidad de criar a un pequeño ser humano. Normalmente suele fallar porque no hay un lazo de amor que los una, su amistad simplemente no será suficiente. Con el paso del tiempo, por lo general la mujer cambia de opinión. Se da cuenta de que el reloj está corriendo y las posibilidades de ser madre están disminuyendo. Entonces, las hormonas mandan sobre el corazón y el cerebro, para que cambie de opinión.

Basado en los hijos

Un matrimonio que es impulsado por el deseo de ambos de ser padres, formar una familia y de permanecer juntos mientras los hijos van creciendo y dejando el nido. Lo malo es que en este tipo de relación el amor no es el más fuerte de todos. A medida que los hijos van creciendo se pierde cada vez más el deseo de estar juntos.

Juntos pero separados

Uno de los peores tipos de matrimonio es el estar juntos pero separados al mismo tiempo. El deseo de tener a una persona en tu vida hace que la pareja tome esta terrible decisión. En realidad, la pareja no tiene interés de estar juntos como marido y mujer. Más bien se fijan en la necesidad de tener a una persona que siempre los apoye, en este caso el uno al otro. Cada uno tiene su propio espacio e interactúan como si fueran compañeros de vivienda. El matrimonio suele terminar en divorcio debido a que no hay un lazo que los mantenga unidos. Además ambos tienen la mentalidad de que es reemplazable.

Abierto

Es un tipo de relación más moderna. Se produce cuando la pareja desea sentir estabilidad en su vida pero no quieren ser monógamos. Ambos están casados por el civil, pero viven en dos mundos diferentes. Tienen otras parejas y lo saben pero no le dan importancia. Para ellos no es infidelidad, solo libertad.

Este video te puede gustar