Estos son los hábitos que realizan las personas felices, ¿tú los tienes?

Todos decimos querer la felicidad pero la realidad es que nadie tiene la fórmula mágica con la que vamos a ser felices. La felicidad es algo que se trabaja todos los días. Eso significa que se construye con hábitos. Y aunque no tengamos la fórmula mágica, si conocemos los que tienen en común las personas felices podemos adoptarlos también. Estos son los hábitos que realizan las personas felices, ¿tú los tienes?

Se quieren a sí mismos

Lo primero que hay que hacer para ser feliz es quererse a sí mismo. Eso incluye conocerse a fondo como eres, cuidarte, apapacharte y disfrutar de ti misma. Y claro, que no te importe tener la aprobación de los demás. Quererse a sí mismo también es un trabajo de todos los días. Este implica desde alimentarse bien, hasta hacer ejercicio, pasar tiempo a solas y hacer lo que disfrutes. Si no te quieres tú primero, ¿entonces quién?

 Aceptan lo que no pueden cambiar

Hay una guía de preguntas básica que aplican las personas felices ante un problema: ¿puedes resolverlo? Si la respuesta es afirmativa, entonces resuélvelo. Por el contrario, si no es posible hallarle solución, entonces dale la vuelta y sigue con tu vida. Las personas felices no malgastan sus tiempo y energía en las situaciones que no pueden controlar. Conocen y aceptan los limitaciones. Saben que no podemos tener el control de todo, así que no vale la pena desperdiciar energía en algo que no está en sus manos.

Saben perdonar

Uno de los peores enemigos de la felicidad es el rencor. Guardar rencor y energías negativas sólo le hacen daño a quien las guarda. Claro que no todo es color de rosa, habrá veces que alguien te ofenda o te lastime. Lo importante es saber perdonar y dejar ir. Muchos creen que si perdonan van a lastimarlos de nuevo. ¡No es así! Da gracias por lo que aprendiste para que no te vuelva a ocurrir y listo, sigue adelante más fuerte esta vez.

Son amable y agradecidos

La gente feliz es amable y agradecida con los demás. Y claro, tiene mucho sentido. Piensa en lo opuesto: quienes tratan a los demás de modo grosero o agresivo, en el fondo lo que demuestran es su propia insatisfacción e inseguridad. La gente feliz sabe que una sonrisa siempre será bien recibida. E incluso, puede cambiarle el día a alguien.


Este video te puede gustar