Estos son los momentos en que tu deseo sexual se incrementa

La verdad es que cuando estamos enamoradas o simplemente nos gusta, siempre hay ocasiones propicias para tener sexo. Sin embargo, hay momentos en que nuestra disposición es mayor y el encuentro es más placentero. Por eso es bueno que tengas idea de cuáles son estos momentos. De esa forma podrás aumentar tus orgasmos al máximo.

El mejor es durante tu periodo, aunque no lo creas

Yo sé que con sólo pensar en las molestias que sufrimos durante nuestro periodo, no nos dan ganas. Además, a muchas chicas les causa pánico sólo pensar tener relaciones durante sus días. No obstante, es una de las mejores ideas que puedes tener. En primera instancia, tu torrente sanguíneo está más activo y puedes tener orgasmos más fácilmente. Además, está comprobado que la actividad sexual disminuye los dolores.

Cuando has bebido un poco

El alcohol nos hace relajarnos y desinhibirnos, por lo que nos sentimos más relajadas y seguras durante el acto. Por tanto, si tu pareja y tú han tenido una noche de copas, tener sexo es una gran idea. No obstante, debes ser muy cuidadosa y no hacer de lo que puedas arrepentirte.  Por eso no bebas a un nivel exorbitante y procura estar cerca de las personas de confianza que tengas. De lo contrario podrías tener una mala experiencia.

El mañanero

En muchas ocasiones les hemos hablado acerca de los beneficios del sexo mañanero. Esto es debido a que los altos niveles de estrés se disminuyen a lo largo de la noche. En consecuencia esta sensación de relajación permanece hasta la mañana siguiente, lo que hace más placentero el encuentro para ambos.

Estos momentos no se comparan con hacerlo en la ducha

El agua caliente y el vapor de la misma nos pone en un mood relajado. Además, los olores terminan de relajar nuestro cuerpo. Tampoco podemos olvidar la imagen de nuestra pareja durante la ducha, en consecuencia, todo crea el momento perfecto para estar juntos. De paso pídele que toque todos estos puntos que siempre olvidan. 

 

Este video te puede gustar