Estos son los miedos más comunes que tienen los niños

La mayoría de los niños tienen algún temor durante la infancia, y eso es normal. Incluso tú los tenías cuando eras pequeña. Sin embargo, algunos de los miedos más comunes se relacionan a situaciones inexistentes como fantasmas o monstruos. Conoce algunos de ellos para que sepas cómo puedes ayudar a tu hijo en caso de que los tenga.

Miedos más comunes durante la infancia

Ten en cuenta las maneras en que puedes ayudar a tus hijo a sentirse seguro, de acuerdo al factor que lo atemoriza. Recuerda que lo más importante es hacerle sentir a tu hijo protegido en momentos de incertidumbre o desesperación.

Oscuridad

No ver bien genera estrés e inseguridad tanto en niños como en adultos. Este miedo se relaciona con no saber lo que va a pasar, vivir en la incertidumbre. Para que tu hijo comprenda la oscuridad salgan a caminar de noche. Muéstrale la luna y las estrellas y dile que eso sólo lo pueden ver cuando no hay luz del sol. Además, debe saber que todos los días habrá oscuridad al finalizar el día.

Dormir solo

Cuando tu hijo duerme lejos de ti siente miedo porque se siente aislado. Que duerma contigo durante los primeros años de vida es normal, pues es parte del apego natural. Ten paciencia y recuerda que en tus brazos está su tranquilidad. Sin embargo, después de un tiempo se recomienda que cada quien duerma en una habitación separada. De esta manera se respeta la intimidad y la independencia.

Inyecciones

Ir al doctor es inevitable, pues necesita verificar su estado de salud. Sin embargo, el mayor temor relacionado al médico son las inyecciones. Lo mejor será que hables con tu pequeño y le expliques que debe seguir ciertas normas para evitar enfermarse con frecuencia. Debe tomar sus vitaminas y comer bien para que la visita al médico sea esporádica.

Truenos, relámpagos y cualquier desastre natural

Los truenos y relámpagos llegan en medio de una tormenta sin avisar y muchas veces nos espantan incluso a nosotros como adultos. Dale seguridad enseñándole los procesos de la naturaleza y lo que sucede cuando llueve. Cuando la lluvia no sea intensa pueden salir con impermeable y botas para experimentar sensaciones distintas y pasar un rato en familia. Con actividades como ésa, tu hijo empezará a ver los truenos y relámpagos de otra manera. En caso de sismos trata de guardar la calma para que tu hijo no se altere.

Los miedos se pueden superar con ayuda de nosotros como papás. Nunca regañes a tu hijo, pues eso sólo lo haría sentirse más inseguro.

Este video te puede gustar