Esto es para mis amigas que han sido víctimas y para todas nosotras que hemos sufrido acoso o algo más…

En los últimos días, han salido a la luz los testimonios de muchas chicas que han sido víctimas de acoso o violación. Como mujer, es normal sentir enojo e impotencia por lo que le sucede a otras mujeres. Piensas en que eso que le pasó a esa chica, podría pasarte a ti, a tus amigas o a alguna familiar. Así es, sin importar si son gente cercana a ti o no, se siente feo saber la cruel realidad a la que estamos expuestas todas, todos los días.

Hace unos meses, una amiga me contó algo que jamás imaginé escuchar. Como dije, nunca imaginas que una noticia tan fuerte podría pasarle a una conocida tuya. Mi amiga me platicó una situación que vivió, en la que fue víctima de un hombre que ella consideraba alguien de confianza. Eso es lo peor, que nosotras le brindamos nuestra confianza a algunas personas y muchas veces esas personas son las que nos traicionan.

Basta de tacharnos entre nosotras

Sin importar si es el caso de mi amiga o de cualquier otra chica, nunca falta quien diga que “ella se lo buscó”, “para qué toma si sabía lo que podía pasar”. De verdad, en qué momento vamos a darnos cuenta de que el verdadero peligro está en esas personas que hacen daño a diestra y siniestra. Además, créeme, todas hemos sufrido violencia de una u otra manera. No necesitamos ser violadas para sufrir daño psicológico, físico y mental. Si no me crees, checa estas actitudes y tacha todas las que has experimentado. Con una vez que hayas vivido al menos una, es suficiente para darte cuenta de que todas estamos muy expuestas.

“Las más light”

  • Piropos, chistes o alguna expresión verbal
  • El intenso insistente que te invita una y otra vez aunque tú siempre le digas que no quieres salir con él
  • El famoso “arrimón” o esos acercamientos que te resultan bastante incómodos

Subiditos de tono

  • Chantaje sexual
  • Ridiculización
  • Favores sexuales a cambio de algo

Demasiado peligro

  • Que te sigan y vigilen cada uno de tus movimientos
  • Toqueteo que no consientes
  • Acorralamiento
  • Violencia física (golpes)
  • Violación

¿Sólo ellas han sido víctimas?

Hay que dejar de señalar a las mujeres que han sido víctimas de violencia física o violaciones. Como dije, todas hemos experimentado de una u otra forma el miedo. No está padre salir a la calle con miedo, con temor de no regresar a casa o de regresar luego de haber sido ultrajada. Nosotras tenemos los mismos derechos que cualquier otro ser humano de salir sin temor alguno, de podre hacer lo que amamos sin miedo a no regresar a casa. Es importante que cambiemos nuestra educación y mentalidad para tener un mundo mejor para todos.

Por cierto, si tú has sido víctima de algún hombre, déjame decirte que YO SÍ TE CREO. No tengas miedo de decir lo que te ha pasado, no estás sola.

Este video te puede gustar