Este es el secreto para que trabajar desde casa no sea aburrido

Trabajar desde casa es una de las modalidades que muchas empresas han comenzado a adoptar. Desde hace un tiempo se comprobó que el home office es una forma efectiva de trabajo, puesto que los trabajadores rinden más, gastan menos en transporte y cumplen con sus obligaciones. Sin embargo, en este momento el home office ha tenido que ser adoptado por muchas empresas debido a la alerta sanitaria que hay.

Si te han mandado a trabajar desde casa

Lo más importante, para que tu trabajo funcione es que tengas el ambiente ideal, en donde te sientas cómoda, donde no tengas distracciones y donde halles la concentración que tanto buscas.

Establece una rutina

Trabajar en casa no debe significar que podrás hacer un poco de tu casa y luego un poco de tu trabajo. Para que tu vida personal y la profesional logren ser exitosas, es importante que marques una rutina. Por ejemplo:

  • Al despertar, toma una ducha como acostumbrabas cada vez que ibas a la oficina. Bañarte por la mañana te ayuda a tener energía todo el día, hidrata tu piel y te refrescas.
  • Cámbiate de ropa. No porque estés en casa significa que puedas estar con pijama todo el día. Sí, es más cómodo y nadie te ve, pero eso podría ser un obstáculo que te impida realizar tus actividades de manera correcta.
  • Desayuna. Antes de comenzar tus labores, desayuna bien para que tengas la pila recargada al máximo.
  • Ahora sí, comienza a trabajar.
  • Marca un horario en el que exclusivamente te dedicarás al trabajo. Qué tal de 9 de la mañana a 2 de la tarde te dedicarás a trabajar. Luego te darás un respiro para comer y a las 3 de la tarde regresarás a trabajar hasta llegar a las 6 de la tarde. La ventaja de trabajar desde casa es que puedes terminar en menos tiempo tus actividades y dedicarte a tus otros planes.

Crea un ambiente agradable para trabajar

Adecua un espacio únicamente para trabajar. Un escritorio en el que pongas tus cosas, las herramientas necesarias y tu silla. Debe ser un ambiente que te haga sentir cómoda. Busca un sitio con suficiente luz, tranquilidad y que te guste a ti. Puede ser tu alcoba, la sala de tu casa o incluso el comedor.

Enfócate en tus labores de trabajo y deja tiempo para el hogar

Durante tu tiempo de trabajo, procura no distraerte con planes de la casa. Que porque pasa el señor de la basura, o porque necesitas salir a comprar agua o algo de comer. No, primero lo primero y ya después piensas en todo lo demás.

Respeta tu hora de comida y de término de trabajo

Seguir tu rutina te ayudará a que termines en tiempo sin dejar de lado tu hora de comida o el momento en que terminan tus actividades laborales.

Este video te puede gustar