Este año no quiero pasar navidad con mi familia, voy a cuidar mi paz mental

No quiero pasar navidad con mi familia. Por años me atormentaba pensar en está época del año. Cuando llegaba el mes de Noviembre mi estómago solía comenzar a burbujear. Para mi las navidades no suelen ser de película. Tengo una familia bastante tóxica, donde el alcohol y las malas palabras son parte indispensable de la cena de Navidad. Después de acudir a terapia y trabajar arduamente en la relación con mi familia, este es el primer año que digo en voz alta “Prefiero pasar la navidad sola que con todas esas personas que me enferman”

La familia de sangre no es tan sagrada como la piensas

Algunas personas crecimos con la idea de que los lazos familiares deben respetarse a toda costa. Esta es una creencia que se da muchisimo en las familias latinas. Desde que era muy pequeña me di cuenta que mi familia no era precisamente el lugar más seguro ni sano para mi. Me independice a los 17 años porque ya no podía convivir ni un día más con mi madre. Fue muy duro para mi tener que aceptar que mi familia era verdaderamente tóxica. Después de años de abuso, cuando comencé a salir adelante aún tenía en mi mente esa preocupación. De no estar cumpliendo con las reglas del juego familiar. ¿Tenía que darle una parte de mi sueldo a mamá, quien ocupaba hasta el último centavo en alcohol? ¿Soy la responsable de las cuentas de hospital de mi padre, que se la vive armando peleas en casa? ¿Debo ayudar a mi hermana con las deudas de años, que ha acumulado por casarse con un hombre igual a mi padre? ¿Qué debo hacer? ¿Dónde quedo yo? ¿Los tengo que salvar?

La terapia salva vidas

La primera vez que fui a terapia estaba muy nerviosa, sentí que iba a ser juzgada por los antecedentes de mi familia. Además sentía miedo de decir que parte de mi no quería volver a casa de mis padres a cumpleaños, navidades y un montón de cosas más. Estaba muy enojada con mi familia, por todas las penas y heridas que fui cicatrizando con los años. Ese día al salir de terapia me di cuenta que sin querer ya tenía una nueva familia. En el trabajo, en mis amigos de años y hasta en una vieja maestra de secundaria. Sí tienes una familia tóxica como yo conoces el sentimiento de pesadez llegada esta época del año. Porque ya sabes exactamente lo que va a pasar.

Este año no voy a ir a la navidad

Por mi paz mental, porque no quiero ver como mi padre se pone agresivo en el brindis. Tampoco quiero ver a mi madre tirada en el suelo con la cena en el cabello. Quiero evitar los reproches y la agresividad que mi hermana inserta en mi por sus decisiones de vida. Por fin he aprendido que no vine a esta vida a cumplir las expectativas de nadie. Esta navidad quiero pasarla sola en casa, he soñado con esto desde que estoy pequeña. Quiero pasar la víspera de navidad con una rica cena, un café caliente y los mimos de mi mascota.

Ya no me siento sola

Ni tampoco me siento culpable por no ir a esa cena. Se que es lo mejor para mi, evitar a las personas que me hacen daño. Soportar el abuso durante tantos, tantos años ya fué suficiente. Hoy me escojo a mi misma y a mi paz mental. Quiero que esta navidad me deje el aprendizaje de una mejor versión de mi misma.

No quiero pasar navidad con mi familia, porque solo me hacen daño.

Este video te puede gustar