Éstas son algunas de las razones más absurdas para terminar con alguien, ¿apoco no?

Pareciera que terminar con alguien no es nada complicado. Cuando la chispa se acaba, lo mejor es decir adiós. Sin embargo, hay ocasiones en las que no es necesaria una chispa para determinar el futuro de una relación. Muchas veces, hemos decidido terminar con alguien porque hay ciertas actitudes o comportamientos que simplemente no nos convencen. Tal vez tú digas que eso no puede ser posible, pero créeme, sí lo es. He aquí una recopilación de algunas de las razones más absurdas por las que alguien decidió terminar una relación.

Demasiadas muestras de amor

Es bueno recibir uno que otro detalle de esa persona que nos quiere, pero qué pasa cuando eso se excede. Muchas veces, las personas se sienten sofocadas cuando reciben demasiadas muestras de amor. Pueden ser chocolates, regalos, flores, cartas, etc. La forma de demostrarlo puede variar, pero si recibes a cada rato tanta cosa, podrías terminarte hartando y sin duda sería el final de la relación. ¿Te ha pasado?

Por un corte de cabello

Eso le sucedió a una chica, su novio la terminó porque se hizo un cambio de look. Ella tenía el cabello muy largo, le llegaba por debajo de la espalda. Eso volvía loco a su novio, le encantaba mirarla con una melena tan larga. Sin embargo, él no sufría cada vez que se metía a bañar o para desenredar todo su cabello. Ella un día decidió darle un giro a su imagen, ya estaba cansada de tanto cabello. De tenerlo por debajo de la espalda, terminó cortándolo a la altura de su barbilla. Se sintió muy feliz con lo que había hecho, pero su novio no lo soportó y la cortó. ¡Sorprendente!

Es más bajito que yo

Otra de las razones más absurdas para terminar con alguien es por su estatura. Aunque no lo creas, es una de las causas más comunes. La chica terminó con el hombre porque era más bajito que ella. El problema no era sólo en la intimidad, sino que le resultaba bastante incómodo que cada vez que tenían que darse un beso, ella se tenía que agachar y él pararse de puntitas.

Dientes poco higiénicos

Sean hombres o mujeres, hay ocasiones en las que una boca sucia es suficiente motivo para finalizar una relación. ¿No me digas que a ti no te da asco una boca que huele feo?

El famoso “Agapito”

Una chica tuvo un novio del que sólo sabía su apodo. Todo mundo lo llamaba “Gapo”. Ella no tenía problema con eso hasta el día en que se enteró cómo se llamaba en realidad: Agapito. Cuando supo eso, tuvo que dar por terminada su relación porque no podría soportar todo eso.

“Ola, amor, te estraño”

Imagina recibir un mensaje así. Podrías no tener problema con ello, pero hay personas para quienes sí es un motivo suficiente para decirle adiós a alguien.

Llevaba zapatos en el parque

Una chica quedó de salir al parque con su novio y cuando él llegó por ella, ella quedó en shock. Él llevaba jeans, pero iba de zapatos de vestir. Ella iba más cómoda, con tenis, jeans y un crop top. Obviamente durante la caminata, él se quejó algunas veces por los zapatos. Luego de eso, ella ya no quiso verlo.

Este video te puede gustar