¿Estás lista para hacer un trío?

En la vida sexual tanto de una persona como de una pareja llega el momento de experimentar. Por tanto, recurren a deseos recurrentes que siempre han tenido, pero no se han atrevido a intentar. Uno de los más comunes es hacer un trío, ya sea con tu pareja u otras personas. En este sentido todo es válido siempre que te cuides y cuides a los demás. Si eres capaz de disfrutar tu sexualidad de forma responsable, entonces estás lista para hacerlo…

¿Estás lista para afrontar los riesgos físicos y emocionales?

La idea de un trío es muy excitante y divertida, sabes que puedes experimentar cosas que ni siquiera has imaginado. No obstante, debes ser consciente de todos los riesgos que implica para vivir esta experiencia a plenitud. Aunque lo hagas con personas de suma confianza puedes ser vulnerable, tanto por la fuerza física como por la inexperiencia. Si lo haces con tu pareja y algún miembro no está totalmente de acuerdo, pueden traer problemas innecesarios a su relación.

Haces un trío porque quieres y no porque alguien más lo desea

Sabrás que estás lista para hacerlo cuando seas tú la que lo proponga libremente y sin ataduras. Sin embargo, si tu pareja te lo propone y no te sientes incómoda es una buena señal. También puede ser que lo hagas con algunos conocidos. En ese caso, si realmente tienen tu confianza y se te antoja, es el mejor momento. Es decir, se trata de tu deseo por experimentar un trío en un ambiente seguro.

Sabes cómo debe cuidarse cada uno

Tener relaciones sexuales siempre implica un riesgo, incluso aunque lo hagas con tu esposo o tu pareja estable. Por tanto, siempre debes utilizar un método de barrera, como el condón. Además, tanto tú como tu pareja deben hacerse una revisión para detectar ETS. Estas son alguna medidas que deben conocer.

  • Todos deben utilizar condón ya sea femenino o masculino.
  • También deben cambiar de condón cada vez que penetren a una pareja distinta.
  • En cuanto al sexo oral, todos deben usar tiras de látex.
  • Si planean utilizar juguetes sexuales deben cubrirlos con un condón o una tira de látex que deben cambiar cada vez que un miembro lo utilice.
  • Deben tener una palabra clave o hablar claramente si algún miembro desea parar.
  • Si lo haces con tu pareja, ambos deben llegar a un acuerdo en cuanto a lo que pueden hacer o no.

Este video te puede gustar