Si estás haciendo todo esto, déjame decirte que no vas por el camino que deseas

Seguro en más de una ocasión te has preguntado si estás yendo por el camino correcto. Desde pequeña has tenido planes y sueños que deseas cumplir. Sin embargo, a veces hay algo que te dice que no vas por el camino indicado. Para que eso no suceda, checa estas señales, te ayudarán más de lo que crees.

Toma de decisiones

Todos los días, en todo lo que haces, siempre tienes que tomar decisiones. Para vestir, para comer, para trabajar, para todo siempre necesitas tener una respuesta. Obviamente, por cada una de ellas habrá una consecuencia (incluso si no tomas ninguna) y en algunas ocasiones no será lo que tú esperas o deseas. Presta atención a lo que no debes hacer.

No vas por el camino correcto si…

Presta atención a las señales para hacer algo a tiempo y seguir disfrutando.

No sigues tu instinto

Las sensaciones que experimentas te ayudan a saber si estás yendo o no por el buen camino. Te sentirás menos segura de tus decisiones si sabes que algo no te deja a gusto con ellas. Cuando no sepas qué hacer, haz una lista de pros y contras de cada decisión, así evalúas diferentes probabilidades.

Dices la verdad a medias

Si ocultas parte de la verdad, es porque no estás por completo cómoda con tus decisiones y elecciones. Cuando decidas hacer algo, que sea porque realmente estás convencida.

Tomas decisiones sin pensar

No vas por el camino correcto si decides tomar decisiones sin pensar. Cada vez que vayas a decidir algo, visualízate a corto, mediano y largo plazo para saber si la elección te dejará conforme. Nunca te dejes llevar por tus emociones, pues podrías arrepentirte más adelante. Si estás enojada o estresada, no razonarás las consecuencias de manera clara.

Agotamiento

Si no descansas lo necesario, tu cuerpo lo demostrará. Necesitas reposar para que tengas la capacidad de concentrarte y tomar las mejores decisiones para tu vida.

Este video te puede gustar