¿Estás arrepentida de haberte casado? ¡Piénsalo bien!

Cuando hay muchas discusiones y problemas sin sentido o comienzas a sentirte infeliz, es inevitable pensar en el fin de tu matrimonio. Sin importar si tienes un mes de casada o 25 años de haberte unido a esa persona, seguro has pensado alguna vez en estar arrepentida de haberte casado. Si es tu caso, te traigo algunas recomendaciones para que evalúes bien la situación y tomes la mejor decisión con base en tu felicidad. Toma nota y haz lo mejor para ti.

¿Qué puedes hacer si estás arrepentida de haberte casado?

Sin duda, tomar la decisión de compartir absolutamente toda tu vida con otra persona no es fácil. Implica cambiar la manera en cómo haces las cosas e incluso cómo ves el mundo. A veces tendemos a perder nuestra individualidad y quizás es eso lo que te ha hecho pensar que estás arrepentida de haberte casado. Te recomiendo hacer lo siguiente para que puedas aclarar tu mente:

  • Recuerda por qué te enamoraste. A veces llega un momento en que el paso del tiempo hace que se nos olviden las cosas maravillosas que tiene la otra persona. Trata de encontrar nuevamente qué es lo que hizo que te fijaras en tu pareja y habla con él para que retome esas actitudes que tanto te gustaban.
  • Habla con otras personas sobre tus sentimientos. Nunca es bueno que guardes lo que tienes dentro, porque solamente termina dañándote. Lo mejor que puedes hacer es platicar de lo que sientes con personas de tu entera confianza. De esta manera podrás tener otra perspectiva de lo que está pasando con ustedes y con su relación.
  • Prueba ir a terapia de pareja. Si los problemas son los que están terminando con su matrimonio y han intentado solucionarlos ustedes solos sin ver algún avance, quizá la terapia de pareja sea una buena opción para salvar su relación. Busquen a un profesional y traten de arreglar lo que se esté rompiendo entre ustedes.

Si hay violencia, sal de ahí

Si la causa principal de que estés arrepentida de haberte casado es la violencia que tu pareja ejerce sobre ti, no esperes más y sal de ahí. No tiene caso que intentes resolver un situación que solamente puede arreglar él; tampoco es bueno que sigas exponiendo tu integridad física y emocional.

Piensa bien las cosas y toma la decisión que te haga feliz.

Este video te puede gustar