Esta es mi experiencia con las apps para conseguir citas

Durante mi vida he tenido escasas relaciones amorosas formales. Tuve un novio durante la preparatoria con el que duré poco más de dos años, hasta que entré a la universidad. Después de él pasaron cinco años para que aceptara sostener una relación con otro chico. Y no es que durante ese tiempo haya estado sola, la verdad es que me di la oportunidad de conocer a muchas personas en el camino. Una herramienta para lograrlo fueron las aplicaciones para conseguir citas. Mis favoritas eran Tinder y Adopta a un chico. La gente cuenta muchas cosas sobre estas apps, unas son reales y otras no tanto. Aquí te cuento mi experiencia con ellas.

Razones por las cuales recurrí a ellas

La primera razón para usar estas aplicaciones fue mera curiosidad. Ocurrió porque de pronto me di cuenta de que estas apps comenzaron a ser muy famosas entre mis amigos de la universidad. Llegó el momento en que todos tenían citas con personas que habían conocido de esa forma. La verdad es que antes de eso yo estaba muy temerosa, porque creía que salir con alguien que no conocía era peligroso. Debo decir que ver tantos casos de éxito (de los que hablaré más tarde) me motivó. Otra de las razones fue que estaba llegando a esa época de la soltería en la que ya me aburría ese juego previo a concretar una cita. El proceso me parecía muy largo y me di cuenta de que con estas herramientas solo tenía que elegir a alguien que me gustara físicamente y listo.

¿Son seguras o no?

Las apps para conseguir citas son prácticamente como cualquier otra red social, por lo que nuestra seguridad personal al navegar en ellas depende de nosotras mismas. Para empezar, tienes que crear un perfil. En este debes poner una o más fotos tuyas, tu nombre y una descripción sobre ti. A mí nunca me sucedió nada desagradable. Creo que eso fue porque nunca publiqué ninguna fotografía que delatara mi dirección o los lugares que frecuentaba. Tampoco hice público mi número de teléfono. Es importante que no te emociones y no proporciones tus datos. Ya sabes, en internet podemos aparentar ser quienes no somos.

¿Qué tipo de chicos puedes encontrar ahí?

La respuesta es ¡de todos los tipos! Estas aplicaciones tienen un apartado especial que te permite especificar las características de las personas que te interesa conocer y lo que buscas de ellas. Así tú eres quien decide la edad, la ocupación y las características físicas de tu próxima cita. También puedes explicar si estás buscando a alguien dispuesto a sostener una relación a largo plazo o solo para una noche. Las posibilidades en estas apps son casi infinitas.

Sí, hay casos de éxito

Los casos de éxito son muchos. Yo conocí a un par de chicos fuera de la pantalla del móvil. Uno de ellos fue una gran cita de una noche y con el otro tuve una relación un poco más larga. Al segundo pude frecuentarlo varias veces y conocerlo mejor. Han pasado cuatro años desde entonces y de vez en cuando conversamos. Y sí, también es posible encontrar un novio formal. Una de mis amigas conoció ahí al chico con el que ahora comparte su vida. Lo único difícil fue decirle a los demás cómo se conocieron.

¿Tú has probado estas apps? Si tu respuesta es sí, ¿cómo te han funcionado?

Este video te puede gustar