Esta es la manera en la que puedes tener un guardadito, porque ahorrar te salvará

Aunque este es un tema del que no solemos hablar, puedo jurar que siempre está entre tus planes. Sí, seguri quieres tener un guardadito para hacer alguna mejora en la casa, dar el enganche del vehículo de tus sueños o ir de viaje. Sé que puedes tener miles de gastos; digo, los pagos nunca se acaban. Y como no queremos que nada nuble tus metas, te dejo la mejor manera de ahorrar.

¿Por qué es bueno ahorrar?

Algunas personas consideran que ahorrar es aburrido y que lo mejor es vivir al máximo, pero lo cierto es que ahorrar es necesario. La vida da muchas vueltas y nunca sabes cuándo necesitarás algo de dinero, aunque obviamente siempre es necesario. Créeme, tener un “colchón” puede ser tu salvación en tiempos de crisis. Por ejemplo: ¿qué tal si alguien de tu familia se enferma (lo cual espero que no pase) o pierdes tu empleo (lo cual espero que tampoco pase)? Además, analiza, tus ahorros serán una inversión porque al final ese dinero cumplirá una función.

¡Vamos por tu guardadito!

Tengo que anticiparte que con esta técnica lograrás otras dos cosas: aprender a soltar e ingeniártelas para pagar tus pasajes. ¿Por qué? Bueno, porque en este método de ahorro sólo puedes usar monedas de diez pesos. Es decir, cada vez que por tus manos pase una moneda de 10 pesos tendrás que depositarla en una botella de PET de dos litros. Si llegas a tener problemas con el cambio para el pasaje, usa monedas de un peso, de dos o cinco, según la divisa de tu país. Este método es excelente si nunca has ahorrado, porque tendrás una gran motivación. Según los expertos, una botella de PET de dos litros puede albergar unos 5,000 mil pesos. Es decir, una cifra considerable que puedes usar en lo que quieras. Un tip para sentirte más motivada es que le pongas a tu botella una etiqueta con tu meta. Ppor ejemplo: ir de viaje, ampliar tu armario o comprar un nuevo celular.

Si te gustan los retos, esto es para ti

Si quieres que tener tu guardadito sea emocionante, entonces ¡haz algunos de estos retos! Y no dudes en decirnos cómo te va.

  1. Sobres. Seguramente ha escuchado de este reto, que consiste en dividir tu presupuesto en los gastos que tienes y guardar el dinero destinado a cada uno en un sobre. Eso sí, tienes que tener claro cuánto gastas en el súper, tus pasajes y diversión. Sé consciente de que sólo puedes gastar lo que está en el sobre, así que organízate para no gastar todo de golpe. Y, además, siempre deja las tarjetas en casa, así evitarás tentaciones.
  2. Ahorro de las 52 semanas. Si estás motivada, este reto es para ti. ¿Por qué? Porque ahorrarás de más a menos; es decir, empezarás con la parte más complicada. Sólo tienes que establecer la cantidad máxima con la que empezarás y luego irle quitando un peso. Por ejemplo: la primera semana ahorrarás $100.00, la segunda $99.00 y la tercera $98.00. Sigue este proceso hasta llegar a la semana 52.
  3. Un peso más. Como su nombre lo indica, con este método ahorrarás un peso más cada día. Únicamente establece cuánto dinero empezarás ahorrando para que día con día pongas un peso más. Puedes empezar con un peso; sé que suena poco, pero si diario pones un peso más, en un mes (de 30 días) tendrás $465.00, en dos $1,035.00 y en tres $1,935.00.

Consejos generales

Ojo: escoge el método qué más se apegue a tus finanzas, porque no es lo mismo empezar a ahorrar con un peso que con cien. Independientemente del método que elijas, lo principal es que seas constante y establezcas en qué usarás en dinero, ya que así tendrás una motivación.

Este video te puede gustar