Esta es la forma más sencilla de dejar de recibir migajas de un hombre

En esta vida todo se supone… Se supone que los hombres se enamoren de las mujeres y las traten bien. Además, se supone que en algún momento la pareja se case y viva feliz por siempre. Sin embargo, en esta vida nada es tan sencillo como se ve en las películas románticas. Para dejar de recibir migajas de un hombre necesitas aprender lo que es el amor verdadero. Contar las veces que un hombre te ha decepcionado puede ser una tarea sin sentido. Toda mujer ha vivido malas experiencias en el amor. Para bien o para mal es parte de nuestro aprendizaje diario. Después de pasar por varios patanes creo que he encontrado la mejor forma de no recibir migajas de un hombre y te voy a contar cuál es…

¿Cómo dejar de recibir migajas de un hombre?

Una buena amiga hace un tiempo me dijo que debería dejar de recibir migajas de los hombres que escogía. Después de recoger los cachitos de mi corazón y un montón de preguntas sin resolver acerca de mis pésimas relaciones sentimentales, me di cuenta del poder sus palabras. Tal y como mi amiga lo dijo, mucho tiempo acepté recibir migajas de los hombres con los que salía. Entonces hice una lista de las cosas que estaba haciendo mal y llegué a estas conclusiones.

Tienes que aprender a elegir

Para empezar, el primer paso para deshacerte de los patanes es aprender a elegir. Cada vez que conoces a alguien tiendes a repetir los patrones que puedes ir eliminando poco a poco. En mi caso, el patrón era bastante evidente: elegía chicos que se me acercaban con problemas emocionales graves, sobre todo hombres deprimidos. Entendí que la vibra que emitía mi persona estaba atrayendo a personas deprimidas. Definitivamente no quería hombres deprimidos que al final regresaban con sus ex o, peor aún, desaparecían sin más. La respuesta a mi problema estaba clara: para mejorar la calidad de hombres que atraía, debía subir de calidad yo misma. Comencé a trabajar en las cosas que no me gustan de mí. Cada día procuro tener las cualidades que me gustarían obtener en una pareja y poco a poco mejores hombres han empezado a llegar.

Conociendo las intenciones de la persona con la que sales

No hay que engañarnos: siempre llega un hombre con el que te ilusionas y al final descubres que su única intención es llevarte a la cama en sus momentos de calentura. Para dejar de recibir migajas de un hombre es importante desde el principio reconocer qué pretende para, precisamente, no hacerte ilusiones. No te engañes a ti misma. Si el chico te dice que no quiere algo serio desde el primer encuentro, no te está engañando. Las mujeres buscamos el doble sentido a las palabras de los hombres cuando ellos suelen decir lo que piensan.

Enamorarte es un regalo que no tienes que dar tan fácilmente

Poco a poco comprendí que darlo todo sin razón no es la mejor de las opciones. Las chicas solemos encariñarnos con rapidez de un hombre amable y guapo. Sin embargo, hasta ver su calidad como ser humano no tienes por qué darlo todo de ti. Deja de esperar que por el hecho de que estás dando algo a alguien, esa persona debe darte en igual medida. Tú puedes darlo todo, pero no es obligación de la otra persona corresponderte de la misma forma. Enamorarte es un regalo que debes hacerte a ti misma, darlo todo sin esperar nada a cambio. Al final el amor es un sentimiento que no pide, solo da lo mejor de sí.

Los hombres no son tu enemigos

Este resentimiento que a veces guardamos en nuestro corazón no hace más que ponernos a la defensiva. Si bien es cierto que hay hombres con una mente maquiavélica, la mayoría solo son personas viviendo su día a día. Comprendí que hacerme la víctima no sirve de nada. Estos malos recuerdos tienen que quedar en tu vida y mente como un aprendizaje. Pues al victimizarte no solo te pones a la defensiva, sino que inconscientemente buscas a alguien que te rescate de tu desgracia. Y ¡adivina qué! Nadie te puede salvar, pues la clave de la felicidad se encuentra solo en tus manos.

 

Este video te puede gustar