Es imposible tener contento a todo el mundo, por eso, sólo enfócate en ti

En algún momento, hace muchos años, alguien me dijo que no se puede tener contento a todo el mundo. En ese momento no podía entender por completo qué significaba eso, pero ahora lo sé. Sé que no debo molestarme cuando quiero hacer algo bueno por otro y ese otro no lo ve de esa manera.

No te enojes si no te piden que hagas algo

La semana pasada, en el mismo día, tuve dos sucesos similares. Actúe de buena fe, queriendo hacer algo lindo por los otros. Sí, pensé eso yo, pero finalmente esas personas no me pidieron que lo hiciera. En el momento no pensé si les molestaría o lo verían como un lindo acto de mi parte. Sólo lo hice y punto. No esperaba recibir ovaciones de pie, pero mínimo deseaba que dijeran “gracias” sin más.

Lo hice y ya

Mi error fue esmerarme de más en algo de lo que esperaba recibir una buena respuesta. Bueno, lo hice con gusto porque era para personas especiales para mí. Sólo deseaba aminorar su carga de trabajo, pero no lo logré. Más bien fue todo lo contrario.

Pffff, no se puede tener contento a todo el mundo

A pesar de que yo hice las cosas de buena fe y con la mejor intención, cuando recibí la respuesta comprobé que no se puede tener contento a todo el mundo. Incluso aunque yo pensaba que sería un acto bondadoso, eso era sólo lo que yo pensaba.  A ojos de las otras personas resultó ser una invasión a sus vidas, a su privacidad y a su forma de trabajar. Yo jamás pretendí que lo tomaran como un acto de invasión o de molestia, sin embargo eso fue para ellos. Ahí yo ya no podía hacer nada, si ellos querían pensar eso de mí y de lo que había hecho, estaban en todo su derecho de creerlo.

¿Te ha pasado?

Este video te puede gustar