Errores que todas hemos cometido con nuestra economía

La economía es un tema del que pocos hablan y muchos no sabemos casi nada. Bueno, sabemos que el dinero nos ayuda a comprar todas esas cosas que nos gustan. También, que es lo que nos pagan por algún trabajo que hacemos o para el cual estudiamos. Sin embargo, no en todos lados se tiene la cultura del ahorro, pocos nos explican para qué sirven las tarjetas de crédito o cómo deben usarse de manera responsable. También hay que reconocer que la mayoría de las personas, en cuanto tenemos una tarjeta en las manos, corremos a todos lados a comprar y comprar, pero… ¡espera!

No necesitas ser un genio en economía

En un principio tenía mucho miedo cuando me ofrecieron mi primera tarjeta de crédito. Ese miedo era aún peor porque yo creí que tenía que ser una master del tema para saber entender todos los términos, el manejo de una cuenta bancaria o una tarjeta que me ofrecía más dinero del que podía tener junto en una sola semana. Sin embargo, lo mejor es no tener miedo de no saber manejar el dinero; se trata más bien de investigar y estudiar lo necesario para que las cosas salgan siempre a tu favor. Quiero compartir contigo algunos de los pequeños errores que cometí y que me hicieron darme cuenta de todo. Ahora, puedo decir que mi economía ha mejorado y voy mejorando.

Gastar más de lo que ganas

Las tarjetas de crédito nos ayudan a gastar más de lo que tenemos, esa es su función. Es un préstamo que nos hace el banco de manera inmediata para comprar algo que queremos. Ya sea viajes, un auto, un mueble. Eso está bien cuando quieres invitar a tu esposo a cenar y quieres sorprenderlo, llevándolo a un nuevo sitio. Sin embargo hay algo muy importante que no debes dejar de lado. Lo que gastes, asegúrate que sea algo que puedas pagar en poco tiempo. El gancho muchas veces son los famosos “meses sin intereses” pero si te confías, los pagos podrían convertirse en una cantidad exagerada que no podrías pagar en un buen tiempo. Por eso siempre consume lo que puedas pagar sin temor a que la deuda se incremente.

Jugar a la lotería esperando que se resuelvan todos tus problemas

Nunca se te ocurra gastar y gastar con la esperanza de que en algún momento las cosas en los juegos de apuesta saldrán a tu favor. Es un juego en el que puedes ganar o perder más y quedar en la ruina. Lo mejor sería que el juego de apuesta lo hagas por entretenimiento de vez en cuando, porque cuando se vuelve un problema de adicción, ya es algo grave.

No buscar asesoría para mejorar tu situación económica

Si de verdad crees que no puedes lidiar con las tarjetas o el dinero, sin miedo a que algo pase, será mejor que busques asesoramiento de los expertos. Ellos están para resolver todas las dudas y orientarte sobre qué es lo mejor para ti.

Este video te puede gustar