Eres mamá y estás cansada todo el tiempo… te ofrezo una solución

Ser madre es una tarea agotadora tanto de forma física como emocional. Claro que es maravillosa y bella; sin embargo, tras varios días de no dormir, mal comer y trabajar sin parar, no parece tan atractiva. Pero no te preocupes, aquí te traigo estos tips que salvarán a toda mamá cansada.

Ejercítate todos los días

La mejor actividad que podemos hacer para soportar jornadas largas, es ejercitarte. Sí, así como lo lees, hacer ejercicio activa todo nuestro cuerpo. Así mismo, hace que nuestros sistemas se regulen y trabajen correctamente. Por tanto, es recomendable realizar pequeñas rutinas de 10 a 15 minutos todos los días. De este modo tu cuerpo ganará resistencia, condición y también te pondrás en forma.

Toma pequeñas siestas

Toda mamá necesita descansar por lo menos una hora al día. Claro está, además de sus ocho horas diarias. Sin embargo, no siempre es posible por distintas razones. Por ello lo ideal es que tomes pequeñas siestas a lo largo del día. Por ejemplo, cada vez que tu marido esté en casa, puedes aprovechar y tomar unos minutos para descansar. Si trabajas, puedes dormir un poquito en el trayecto camino a casa. Veras cómo te sientes con más energía.

Mantente hidratada

Toda mamá debe estar bien hidratada y alimentada para rendir día a día. En este sentido, si no nos hidratamos correctamente comenzaremos a fatigarnos. Tampoco podremos resolver los problemas que se nos presenten de forma adecuada. Además, si no nos nutrimos bien podemos desarrollar algunas enfermedades o provocar fallas en nuestro sistema. Mejor come, duerme e hidrátate correctamente.

Toda mamá debe darse tiempo para consentirte

Es justo y  necesario que te des un par de horas para estar a solas. Durante esos momentos puedes hacer lo que quieras: tomar un baño, comer algo rico, dormir o simplemente beber una taza de té y mirar por la ventana. El mejor momento será cuando alguien esté contigo en casa. Así no tendrás que preocuparte por quién cuide al bebé.  También puedes pedir ayuda a tus padres para que cuiden al nene un par de horas.

Este video te puede gustar