Enfermedades de transmisión sexual que se adquieren a través de los besos

¿Una enfermedad de transmisión sexual se puede adquirir por medio de los besos? Sí, ya que muchos agentes causantes de las infecciones de transmisión sexual se encuentran en la boca. Así que si una persona padece de una enfermedad sexual es muy probable que pueda transmitirla a través de la saliva. ¿Alguna vez pensaste que era posible? Ten cuidado con las personas que besas en el camino, ya que no tienes forma de saber si padecen de una enfermedad de transmisión sexual hasta que es demasiado tarde.

¿Y cómo ocurre?

La cantidad de agentes infecciosos de la enfermedad de transmisión sexual que se encuentra en la saliva y la presencia de lesiones en la mucosa de la boca o en los órganos sexuales de la persona contagiada son los factores más importantes para determinar el riesgo de contagiarte.

Mononucleosis infecciosa

Es una infección causada por el virus Epstein-Barr que se presenta con más frecuencia en adolescentes y jóvenes. Este virus se esparce a través de la saliva y ha sido denominado como la “enfermedad del beso”. Sus principales síntomas son dolor de garganta, fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos normalmente del cuello. Es preciso seguir las indicaciones del médico, tomar la medicación prescrita, mantenerte siempre hidratada y tomar mucho reposo.

Herpes

Es de suma importancia abstenerse de los besos cuando uno de los dos padece de aftas, heridas o lesiones de la mucosa oral, de la boca, pues, como mordeduras accidentales. Las herpes son contagiosas y se pueden transmitir a las zonas íntimas, donde si aparecen resultan muy dolorosas. Esta infección es más contagiosa cuando las aftas se encuentran ulceradas o supuran. Se puede transmitir a través de los besos, pero también al compartir los cubiertos con tu pareja.

Los síntomas principales son ardor, picazón y aparición de pequeñas ampollas que se revientan para convertirse en llagas abiertas. Posteriormente se hace costra y después de varios días se quitan. Esta infección no tiene cura pues es causada por un virus, pero hay un tratamiento efectivo para controlar las molestias. Incluso puede ser detectada antes de que te infectes, solo observa los labios de tu pareja. Buscar las pequeñas aftas que son siempre visibles. Si las detectas, evita a toda costa los besos y el contacto en la zona íntima.

Hepatitis B

La hepatitis B puede ser transmitida a través de heridas sangrantes en la boca o una enfermedad periodontal que produzca sangrado en las encías.

Este video te puede gustar