Enamorarte a los 40, ¡claro que es posible!

Por motivos diversos algunas personas encuentran una relación estable antes que otras. Incluso hay quien ni lo busca ni lo necesita. Sin embargo, hay otras que si bien no tenían interés en relacionarse sentimentalmente, ahora lo quieren. Si ese es tu caso, no te desanimes, es posible enamorarte a los 40. ¿Quieres saber cómo?

Piensa en lo que realmente quieres para ti

Para empezar, descubre qué es lo que realmente quieres para ti. A los 40, ya eres una mujer madura con mucha experiencia. En este punto de tu vida puedes decir con mayor facilidad lo que quieres y lo que no. También sabes cuáles son tus límites y las cosas que no estás dispuestas a soportar. Por eso, no debes cambiarlos por nadie, ni siquiera porque quieras a alguien a tu lado.

No repliques los actos de tus antiguas relaciones

Toda la experiencia que has acumulado con el paso de los años es buena y mala. Es buena porque te permite delimitar lo que quieres y respetar lo que los demás desean. Sin embargo, se vuelve en tu contra cuando replicas algunos hábitos y acciones del pasado en tu nueva relación. Al hacerlo, propicias problemas que de otro modo no se presentarían. Mejor sólo aplica lo bueno y verás cómo enamorarte a los 40 es una experiencia que puede cambiar tu vida.

Enamorarte no implica desesperación

Sé que tal vez lo anhelas mucho, pero recuerda que nada en exceso es bueno. Por eso, no te obsesiones con la idea de encontrar una pareja. Mejor relájate y piensa que enamorarte a los 40 es un proceso. En este sentido, mientras más fuerces la situación, peor resultará la experiencia para ti y para la persona que conozcas.

Deja a un lado el cinismo

Lo peor de las malas experiencias es que te vuelven cínica y más cerrada en cuanto a la idea del amor. Es decir, te llena de temores, celos y dudas. Sin embargo, no debes permitirlo pues tu capacidad de amar se reduciría.

¿Quieres enamorarte a los 40 o ya tienes una pareja?


Este video te puede gustar